David Alaba, ante una temporada atípica

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Cuando David Alaba vuelva de sus vacaciones de verano, lógicamente, se reencontrará con muchos rostros conocidos. Sin embargo, una cosa en particular será muy distinta: Después de nueve años, el austriaco jugará su primera temporada sin Franck Ribéry.

El lateral debutó con el máximo campeón alemán en 2010 con solo 17 años y ya desde entonces jugó junto al francés. El vienés solo llevaba un minuto en el campo cuando asistió a Ribéry en un gol. Desde entonces, quitando la cesión de seis meses en el Hoffenheim, este dúo de la banda izquierda fue inamovible.

Objetivo: Ser líder como en la selección

Juntos ganaron ocho ligas. Ningún otro jugador de la Bundesliga ganó tantas con solo 26 años. Ahora, los caminos se separan, pero no hay motivos para estar triste: Alaba ve el periodo de transición del equipo como una oportunidad para "ir a más y asumir más responsabilidad, en primer lugar mediante buenas actuaciones".

Algo parecido ya le ha sucedido en la selección nacional. Con 69 partidos a sus espaldas, lidera a Austria como capitán, con la que quería ganar los dos partidos internacionales. El lateral se perderá el partido del lunes ante Macedonia del Norte por una lesión muscular en su muslo izquierdo, sufrida en la victoria ante Eslovenia.

Nuevo dúo, mismos objetivos

De esta manera, las vacaciones de verano llegaron un poco antes de lo previsto, por lo que tendrá aún más tiempo para preparar la próxima temporada. En la banda izquierda podría jugar con el sucesor de Ribéry, que no es otro que Kingsley Coman, algo que ya lo hizo en los últimos meses y no le fue nada mal.

El equipo lo seguirá dando todo para que Alaba siga mejorando sus números como jugador más jóven con más liga ganando su noveno campeonato. Si lo consigue, adelantaría a su fiel compañero Ribéry.


Temas de este artículo

Comparte este artículo