presentada por
Buscar Fill-1
Menú
Pasión bávara al otro lado del charco

El Bayern cumple sueños en Houston

Increase font size Text size

En todo el centro de Houston, Texas, de repente, se escuchan unas voces cantando en alemán: "Super, Bayern! Super, Bayern!" o "Ein Schuss, ein Tor, die Bayern!" (¡Un tiro, un gol, los bávaros!). No hay ninguna duda: El máximo campeón alemán está en la ciudad. Durante el Audi Summer Tour 2019, antes del Bayern - Real Madrid, tuvo lugar una fiesta con aficionados en Little Woodrow’s Midtown, en la Brazos Street, a cuya llamada acudieron más de 500 aficionados del gigante bávaro. 

Entre juegos, música y muchas conversaciones sobre su equipo favorito fue acercándose la hora del partido. Uno de ellos es Nicholas Kiehn, de solo once años. A este apasionado seguidor le regalaron por sorpresa por su cumpleaños unos días antes el viaje a Houston, el cual hizo en coche desde Austin con su hermano Sebastian y sus padres Deedee y René. Ataviado con su camiseta del Bayern, elogió incontables veces al club y estaba enormemente ilusionado de poder en directo a su ídolo, el delantero Robert Lewandowski. 

Pasión a pesar de la distancia

Algo parecido le ocurrió a su padre, que creció en Berlín y que, de niño, era un gran seguidor de Karl-Heinz Rummenigge. Sigue al Bayern desde entonces y eso no cambió cuando cruzó el charco por amor. La pasión continuó y se la transmitió a sus hijos. Todos se despiertan cada sábado a las 8:30 horas para ver la Bundesliga juntos. "A veces me quedo dormido", confesó Nicholas, que también juega al fútbol. Gracias a que el partido es en Houston, pueden ver el partido a una hora más apropiada y, sobre todo, en vivo y en directo. Al igual que la familia Kiehn, otros muchos aficionados de Costa Rica, México o de otras partes de los Estados Unidos también han recorrido cientos de kilómetros para unirse a la fiesta.

Un viaje más corto lo tuvo Scott Schroder, que vive en la propia Houston. Su familia tiene raíces en Cottbus, motivo por el que siempre ha tenido predilección por el fútbol alemán y, sobre todo, mucha pasión por el Bayern. "Hasta hoy, mi jugador favorito es Mehmet Scholl", dijo el joven de 25 años. "Ha marcado golazos y, sobre todo, siempre hizo polvo al 1860", añadió. Conversando con él, se puede apreciar que Schroder lo sabe absolutamente todo sobre el equipo muniqués. 

Numerosa afición en el estadio

A lo largo del año, viaja numerosas veces a Alemania para ver partidos en el Allianz Arena. Cuando escuchó que el Bayern vendría a su ciudad, no se lo "podía imaginar". "De niño, el Bayern nunca vino a los Estados Unidos. Normalmente, tengo que volar muy lejos y, ahora, puedo ir al estadio con el coche", contó con una sonrisa de oreja a oreja. 

Un poco después, tocó ir al NRG Stadium. Justo antes de entrar al estadio, los seguidores pudieron hacerse fotos con las leyendas Lothar Matthäus y Giovane Elber y con el trofeo de la Bundesliga. Las colas se alargaron por toda la plaza. David Hess y su hijo Nolan se encontraban allí y estaban muy felices por poder conocer a estas antiguas estrellas. "Mi primera camiseta fue de Lothar Matthäus. Resulta increíble poder conocerlo aquí", contaba un ilusionado Nolan, que vive en Houston y es fan del club desde niño. Su hijo corrió el mismo destino, aunque tampoco tenía otras opciones. 

Unión por unos colores

"No he estado nunca en el Allianz Arena, por eso tenía que venir aquí a toda costa", dice David, que viajó en avión desde Cincinnati. Junto a él estaba Brendan Morgan, esperando para poder echarse una foto. Aunque los dos no se conocían de nada, acabaron conversando durante mucho tiempo sobre el Bayern. ¡Los colores los han unido! Morgan viene de Alabama e incluso fundó un fanclub oficial. "Sabía que había muchos aficionados del Bayern en Estados Unidos. Pero que realmente fueran tantos, es realmente impresionante", confesó. 

Durante el partido contra el Real Madrid, los aficionados lo dieron todo y gritaron sin parar en la fantástica victoria por 3-1. El pequeño Nicholas estaba radiante de felicidad cuando vio marcar a Lewandowski. El Bayern tomó la decisión correcta al venir a Houston. Ya en la llegada al hotel, los cientos de aficionados allí presentes los recibieron con los brazos abiertos. El campeón alemán cuenta con 150 fanclubs en E.E.U.U. y, gracias al Audi Summer Tour, todos estos socios tienen la oportunidad de vivir de muy cerca a su equipo preferido. 

Noticias