Lección aprendida

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Jugadores, entrenador y directiva no han querido desaprovechar la oportunidad de realizar la tradicional visita al Oktoberfest, a pesar de que los ánimos no eran los mejores tras el pequeño varapalo de ayer. Cuatro días después de la exhibición en la Liga de Campeones, el Bayern sufrió una sorprendente derrota en casa por 1-2 ante el Hoffenheim y no pudo seguir aumentando la distancia respecto a sus perseguidores en la clasificación.

"No hemos conseguido prolongar la euforia que tuvimos el martes al partido de hoy", fue el análisis de Niko Kovac tras el pitido final. Tras el gran partido en la Liga de Campeones, su equipo "no cumplió con la obligación" en la Bundesliga. Tras 20 partidos de liga sin derrotas, los muniqueses perdieron por primera vez en ocho meses (3-1 en Leverkusen).

Cuatro puntos de distancia entre el primero y el décimo

"Todas las rachas llegan a su fin en algún momento. Siempre es molesto, da igual el cuándo", dijo Kovac. "Resulta muy molesto que hayamos perdido hoy, especialmente porque nuestros rivales han perdido puntos", opinó el director deportivo Hasan Salihamidzic. "Hoy, sencillamente, no estuvimos bien". Tras sierte jornadas, solo cuatro puntos separan al primer clasificado del décimo, el Hertha BSC.

Kovac se mostró generalmente satisfecho con la primera mitad sin goles. "Tuvimos buenas ocasiones que tendríamos que haber finalizado mejor, con más determinación". Su equipo desperdició "la superioridad con la posesión del balón". En la segunda mitad, "no lo hicimos bien de ninguna de las maneras. Cometimos demasiados errores y nunca pusimos al rival en aprietos", continuó Kovac.

Lewandowski establece un nuevo récord

El doblete de Sargis Adamyan en el segundo acto hizo que el Hoffenheim ganara por primera vez en Múnich. Robert Lewandowski logró el empatar el encuentro antes de que los visitantes anotaran el tanto definitivo. Que estableciera un nuevo récord marcando su 11º gol en siete jornadas no fue un motivo de consolación para el delantero. "No te alegras tanto cuando marcas y no te llevas ningún punto al final. Eso duele. Tenemos los mismos puntos que la semana pesada, eso es muy poco".

El capitán Manuel Neuer habló de la primera derrota en casa después de un año como "una advertencia" de que, en la liga, "nadie te regala nada". "Se ve que en la Bundesliga, de sábado a sábado, hay que dar el 100% o 110%. Es una lección para nosotros", coincidió Salihamidzic con el capitán. El ambiente en la tradicional visita al Oktoberfest será un poco menos festivo, aunque según el director deportivo, esta ocasión se aprovechará para "hacer equipo". Tras el parón de selecciones, al Bayern le espera el derbi ante el Augsburgo. Kovac anima a sus jugadores "a comenzar una nueva racha".


Temas de este artículo

Comparte este artículo