Tras Frankfurt: Entrenamiento y la mirada en el partido del Olympiacos

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

El 5-1 (2-1) ante el Eintracht Frankfurt todavía resuena en la jornada de domingo. El técnico Niko Kovač habló de un "duro golpe" para su equipo. Ahora es importante "que uno se sacuda de esta derrota", que vuelva a tener "las cabezas despejadas", razón por la cual el de 48 años exigió: "Tenemos que encontrar una salida". Y así, los jugadores del campeón récord volvieron a trabajar al día siguiente y se ejercitaron en el gimnasio y un pequeño grupo en la cancha de entrenamiento de cara a los próximos desafíos en la Liga de Campeones y en la Bundesliga.

Mucho sucedió en Frankfurt contra los muniqueses. Después de la temprana expulsión de Jérôme Boateng (noveno minuto), el equipo del entrenador Kovač tuvo que cambiar su sistema y se vio por detrás en el marcador con dos goles de los efectivos locales Filip Kostić (25') y Djibril Sow (33'). Sin embargo, los bávaros, pese a estar en inferioridad, se metieron en el partido por medio de Robert Lewandowski (37') quien aumentó su récord y se anotó gracias a una gran acción individual en el décimo partido de la Bundesliga de esta temporada.

Dar respuesta en la cancha ante Olympiacos

"Creo que hicimos un buen medio tiempo a pesar de ir 2-0 por detrás. Hicimos el gol que descontó ventaja y controlamos el juego", elogió Kovač a su equipo. Pero solo poco después del reinicio, David Abraham (49') restauró la antigua brecha para los de Frankfurt. Fue "el punto de inflexión" del partido, como dijo el entrenador del SGE, Adi Hütter: "Era una fase en la que el Bayern tuvo algunas buenas oportunidades". Así que el desastre tomó su curso y dos goles más de Martin Hinteregger (61') y Gonçalo Paciência (85'), hicieron que la derrota fuera demasiado alta desde el punto de vista del Bayern: a pesar de ser superados en número, "no se pueden encajar cinco", se quejó Manuel Neuer.

Pero el capitán también sabía cómo él y sus compañeros de equipo pueden volver rápidamente al camino: "Con buenos partidos", fue la solución del portero de 33 años. Debido a las apretadas semanas con doble partido, el Bayern tiene en tres días en el encuentro como local contra el Olympiacos del Pireo, la oportunidad de enmendares. "Tienes que olvidar esto muy rápido ahora. Tenemos la oportunidad el miércoles de sentenciar en la Liga de Campeones ", dijo Kovač. Porque con una victoria contra los representantes griegos, el FCB estaría antes de lo previsto en los octavos de final de la competición reina, y esa sería probablemente la mejor respuesta a un partido como el de Eintracht.


Comparte este artículo