Histórica noche de Gnabry en el Tottenham Stadium

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

¡Serge Gnabry nunca olvidará esa noche! Su debut en la Liga de Campeones fue seguido una explosión real que llegó a todos los rincones del mundo. En la gloriosa victoria por 2-7 del Bayern contra el Tottenham Hotspur el 1 de octubre, el jugador de 24 años anotó la cifra de cuatro goles en la segunda mitad y, por lo tanto, fue el principal responsable de una victoria histórica de los campeones récord alemanes en la competición reina.

Por primera vez en la historia de la Copa de Europa, un equipo inglés encajaba siete goles frente a su propio público, al mismo tiempo que fue el partido con el puntaje más alto con participación del Bayern en la Liga de Campeones. "Esperé mucho tiempo para mi primer gol en la Liga de Campeones. Nunca hubiera soñado que marcaría cuatro. Es simplemente fantástico", dijo un contento Gnabry, quien es solo el quinto jugador que logró anotar cuatro goles en un partido de la competición reina.

Inolvidable noche en un lugar especial

Fue una inolvidable noche en un lugar especial para el internacional alemán. A los 15 años, el nativo de Stuttgart se marchó al Arsenal y vivió durante cuatro años en Londres. "Todos disfrutamos esta noche, el partido, el resultado. Es un sentimiento muy bueno, estamos contentos con una noche así", dijo Gnabry.

Después del pitido final, los jugadores del Bayern celebraron la victoria histórica junto con los aficionados.

A pesar de la felicidad, hubo una breve decepción para el delantero después de que terminara el encuentro. Gnabry se había asegurado la pelota por su póker. Al celebrar frente al fondo de los fans, su compañero de equipo Javi Martínez agarró el cuero y lo lanzó hacia los seguidores del campeón récord. Pero los fanáticos devolvieron el balón a Gnabry, quien luego no quitó la vista del trofeo.