Neuer: "Las cosas no se consiguen con una maza, solo con tacto"

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Como capitán del Bayern, Manuel Neuer representa las victorias del presente y la gran historia de este club. En esta entrevista, el portero habla sobre "la suerte" del Bayern, las conversaciones al descanso y qué opciones surgen en tiempos de crisis. La entrevista completa se puede leer en la revista para socios "Säbener 51".

Entrevista a Manuel Neuer

El Bayern cumple 120 años en febrero. ¿Cómo afecta su historia, sobre todo, a los nuevos jugadores? ¿Intimida? ¿O se siente aún más el deber de cosechar éxitos?
"Se percibe relativamente rápido que en el Bayern las cosas son de otra manera que en otros equipos. Ganar puede convertirse rápidamente en algo normal para la opinión pública, pero para nosotros supone un trabajo duro. Lo veo de forma totalmente distinta lo que muchos consideran desde hace décadas como la legendaria "suerte del Bayern". Para mi es la firme creencia en poder remontar un partido hasta el pitido final. Esa creencia, esa confianza, pertenecen al club y a su tradición".

En la primera vuelta no todo marchó sobre ruedas para el Bayern. El 5-1 contra el Frankfurt, el despido de Niko Kovac... ¿Estuviste especialmente exigido en ese momento en tu rol como capitán?
"Como capitán uno siempre está exigido a percibir a tiempo los movimientos y a reacciones ante ellas, no solo en momentos malos, sino en primer lugar cuando todo marcha bien. Cuando perdemos, sin mas remedio, se habla de nuestros errores, tanto de forma interna como externa. Pero, para seguir mejorando, tambien hay que hablar de detalles incómodos tras las vicorias. Un buen ejemplo es nuestro 2-7 de la primera vuelta contra el Tottenham. Tras la primera media hora podríamos haber estado perfectamente 3-0 abajo, pero sobre eso apenas escribe alguien algo"

En la historia de nuestros capitanes hubo numerosos lobos alfa, que también cuidaron su imagen de líder alfa de cara al público. Hasta el momento, se te considera como un capitán tranquilo y diplomático. ¿Ha cambiado algo en eso?
"No he cambiado, pero he aprendido mucho durante estos años. Lo que ha cambiado es la estructura de los equipos como tal en el fútbol moderno. Antes había una jerarquía clara, pero hoy en día hay jerarquías más abiertas donde todos pueden expresar su opinión. He elegido ese camino e intento llevarme al equipo por él".

¿Hablas internamente de forma distinta a como lo haces en público?
"No, soy un tipo claro. Lógicamente, expreso claramente mi opinión, eso es lo se espera de mi posición, pero nunca ataco a nadie y lo pongo en evidencia. Cuando por ejemplo hablo sobre cosas en el descanso que se me han ocurrido, no nos ayuda en nada si critico vehemente a alguien. Intento que todos tengan la cabeza arriba, que cuando toque volver a salir puedan seguir jugando liberados. Eso no se consigue con una maza, sino solo con tacto".

¿Has leído alguna vez consejos para un líder?
"No, eso no. Pero estoy muy interesado en cosas como la gestión de grupos y el liderazgo de equipo. Siempre he estado dispuesto a escuchar, he copiado muchas cosas de antiguos jugadores del club y de la selección nacional".

 

"Estamos vivos en todas las competiciones". Manuel Neuer tiene grandes metas para esta temporada con el Bayern.

La nueva generación de jugadores tiene la mitad de años que tú. ¿Cómo manejas sus opiniones?
"Me interesa cómo los jugadores jóvenes ven el fútbol, qué es lo que esperan de un capitán, cómo se integran dentro del equipo. El mejor ejemplo aquí es Alphonso Davies. Está muy presente dentro del equipo, es responsable, está bien visto en todos sitios. Simplemente, te gusta conversar con él y sería una pena si no se le llegar a dar la palabra, que hubiera sido el caso antiguamente. Pero, todo siempre depende del rendimiento, este tiene que ser el adecuado".

¿Qué esperas de la segunda mitad de la temporada? ¿Es un año perdido el año en el que el capitán del Bayern no alza ninguna copa al cielo?
"En principio, un año sin títulos sería siempre un año perdido para un club tan ambicioso como el Bayern, no obstante hay excepciones: Tras tres segundos puestos en 2012, fuimos muy motivados a la siguiente temporada y ganamos el triplete. Pero no me hago esa pregunta porque estamos vivos en todas las competiciones".


Temas de este artículo

Comparte este artículo