presentada por
Buscar Fill-1
Menú
Un nuevo monumento conmemorativo

Una delegación del Bayern homenajea a las víctimas del accidente aéreo de 1958

Increase font size Text size

El Bayern de Múnich ha recordado hoy una de las mayores tragedias de la historia del fútbol: El 6 de febrero de 1958, 23 personas fallecieron en un accidente aéreo en Múnich, entre los que se encontraban ocho jugadores del Manchester United. 

62º aniversario de la catástrofe

El jueves tuvo lugar un acto de homenaje coincidiendo con el 62º aniversario de la catástrofe. Karl-Heinz Rummenigge, director general del FC Bayern München AG, el presidente, Herbert Hainer, y el presidente de honor, Uli Hoeneß, junto al concejal del Ayuntamiendo de Múnich, Christian Vorländer, y miembros del Manchester Munich Memorial Foundation (MMMF), colocaron la primera piedra de un monumento conmemorativo. 

Karl-Heinz Rummenigge, Herbert Hainer y Uli Hoeneß colocando la primera piedra de este monumento conmemorativo. 

En el monumento se colocaron varios recuerdos, entre los que se encontraban bufandas de los dos equipos, así como el folleto del primer partido que se jugó en Old Trafford en 1958 tras el accidente. 

Hainer: "Una clara señal para el recuerdo de esta horrible tragedia"

"La tristeza por las víctimas y la unión con los supervivientes siguen intactos 62 años después de esta indescriptible desgracia", dijo Rummenigge. "Esta es una clara señal para el recuerdo de esta horrible tragedia", comentó Hainer poco después. 

Entre los asistentes se encontraban también 200 aficionados del Manchester United, que viajaron expresamente a esta ceremonia y que decoraron la plaza de Manchester con pancartas. 

En su discurso, Rummenigge agradeció a todos los que han formado parte de la construcción de esta nueva vitrina. Esta debe "simbolizar el recuerdo al ayer, así como las responsabilidades para hoy y para el mañana", ya que, a pesar del desconcierto que sigue generando esta desgracia, esta también ha sido la piedra angular de la estrecha amistad y unión que existe entre el Bayern y el Manchester United. 

Karl-Heinz Rummenigge
"Con toda la tristeza que ha causado esta desgracia, en su aniversario siempre honramos a los que defienden la humanidad, el amor desinteresado por nuestro prójimo y la comprensión entre naciones". 

„Man sieht, welche unglaubliche Kraft der Sport hat. Wir haben auf dem Fußballfeld eine Rivalität, aber wenn die 90 Minuten vorbei sind, gibt es eine unglaubliche Verbundenheit“, sagte Hainer. Bayern und Manchester seien das beste Beispiel dafür. Karl-Heinz Rummenigge fügte hinzu: „So, wie sich die Münchner damals für die Opfer eingesetzt haben, leisteten sie nur wenige Jahre nach Ende des Zweiten Weltkriegs einen ungemein wichtigen Beitrag zu einem Brückenbau zwischen England und Deutschland. Und diese Brücke wird Bestand halten. Dafür stehen wir ein.“

"Se ve la increíble fuerza que tiene el deporte. Sobre el terreno de juego tenemos una rivalidad, pero cuando se acaban los 90 minutos, existe una unión impresionante", afirmó Hainer. El Bayern y el Manchester United son los mejores ejemplos de eso. Karl-Heinz Rummenigge añadio: "Así como los muniqueses se ocuparon de las víctimas, pocos años después hicieron una contribución extremadamente importante para construir puentes entre Inglaterra y Alemania unos años después del final de la Segunda Guerra Mundial. Y ese puente resistirá. Procuraremos que eso sea así". 

Los aficionados del Bayern avivan el recuerdo

Tras dos minutos de silencio en homenaje a las víctimas, antes de la finalización del evento, los aficionados cantaron juntos el "Flowers of Manchester", antes de que Patrick Burns dijera las últimas palabras: "Que Dios proteja a las víctimas, que Dios proteja al Manchester United", finalizó el presidente de la MMMF, agradeciendo una vez a la delegación del Bayern: "Y que Dios proteja al Bayern". 

Para mantener con vida el recuerdo, en 2004 ya se inauguró una piedra conmemorativa en el lugar del accidente. En los últimos años, el club de fans del Bayern llamado Red Docs Munich tomó el relevó del fallecido y antiguo miembro de la Junta Asesora, Hermann Memmel. Durante mucho tiempo se preocupó de la conservación del lugar, que a la vez es un sitio de peregrinación para aficionados al fútbol de todo el mundo. En el evento del jueves también estuvieron presentes la mujer de Memmel, Fränzi, y su hijo Werner. 

En el año 2004 se colocó una piedra conemorativa en el lugar del accidente en honor a las víctimas. 

Noticias