presentada por
Buscar Fill-1
Menú
Cuartos de final de la UCL 09/10

La pillería de Olic y la mentalidad ganadora del Bayern derrotan al Manchester United

Increase font size Text size

Un tempranero gol en contra, un fuerte deseo de remontar y una pillería en el tiempo añadido. O, como dijera Daniel Van Buyten: "¡Un partidazo!". Hace justo diez años, el 30/03/2010, Ivica Olic le dio la victoria al Bayern en la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones remontando el encuentro. 

Los nombres aún tienen que resultarles conocidos: Hans Jörg Butt, Thomas Müller, Daniel van Buyten, Holger Badstuber, Mark van Bommel (fila de arriba desde la izquierda), Martín Demichelis, Franck Ribéry, Danjiel Pranjic, Philipp Lahm, Ivica Olić, Hamit Altintop (fila de abajo desde la izquierda)..

Un arranque desafortunado

El Bayern tuvo un inicio de partido que no pudo ser peor. Tras solo 63 segundos, ya había encajado el primer tanto. Una falta botada desde la banda derecha le cayó a Wayne Rooney, que remató de primeras sin oposición desde cinco metros. El equipo inglés dominó los primeros 45 minutos, pero Hans Jörg Butt atajó un disparo tras otro. Gracias al apoyo de los aficionados, el equipo resistió y volvió a encontrar su sitio en el partido. Franck Ribéry e Ivica Olic fueron los dos jugadores que más lo intentaron, pero el gol no llegaba. Se llegó a los vestuarios con 0-1 en el marcador. 

Wayne Rooney anotó el 0-1 para los visitantes

Al ataque en la segunda mitad

Tras el inicio del segundo acto, los jugadores del Bayern arrancaron con fuerza, pero se toparon una y otra vez con Edwin van der Sar. El partido se transformó en una continua ida y vuelta de ocasiones. Ambos equipos le ofrecieron un interesante intercambio de golpes a los espectadores. 

Un lanzamiento de falta desviada de Franck Ribéry significó el empate.

Hubo que esperar hasta el minuto 77 para que llegara el preciado gol del Bayern. Un lanzamiento de falta directa de Ribéry fue desviado por Rooney y se hizo imparable para su portero. Un empate más que merecido para los locales. El Allianz Arena estalló y los jugadores y aficionados celebraron juntos este importante gol ante el semifinalista del año anterior. 

El momento culmen del partido: ¡Olic marca el 2-1! 

Olić sale de la nada

El Bayern olió sangre y se fue con todo al ataque en los últimos minutos. Mientras ya discurría el tiempo añadido, el sustituido Mario Gómez llegó regateando desde el centro del campo hasta el balcón del área, donde Nemanja Vidic le derribó, o eso pensó la defensa británica. Pero nadie se percató de Olic. Con su pillería característica, salió corriendo de la nada, le robó el balón a Patrice Evra y se colocó delante de van der Sar, al que batió con mucha sangre fría. ¡2 a 1! "Esperó muy bien el movimiento del portero", lo elogió el capitán Mark van Bommel. Recibió la tarjeta amarilla tras quitarse la camiseta, algo que no le quitó la alegría del cuerpo. 

Aquí podéis ver el gol de Olic de nuevo:

Con el pitido final, el Bayern había remontado el partido ante un equipo que contaba con Rio Ferdinand, Paul Scholes, Ryan Giggs y cía. "Hemos jugado un fútbol increíble, sobre todo ante un equipo de primer nivel", fue el halago del entrenador Louis van Gaal a sus jugadores. Olic definió ese encuentro como "el más importante" desde que estaba en el Bayern. 

Los ganadores le agradecieron a los aficionados su apoyo al final del encuentro.

Camino hacia la final

Aquel resultado fue una buena posición de partida para la vuelta. Allí, en el "Teatro de los sueños", la famosa volea de Arjen Robben metió al Bayern en semifinales a pesar de perder por 3-2. En la siguiente ronda, los muniqueses vencieron al Olympique de Lyon por 1-0 y 0-3 se clasificaron por primera vez desde 2001 a la final de la Liga de Campeones. Lamentablemente, Olic y cía. fueron vencidos por el Inter por 2-0. 

Noticias