Augenthaler y las cuatro sustituciones contra el Fortuna Düsseldorf

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Campeón del mundo, siete veces campeón de liga en Alemania y un suceso único. Junto a sus numerosos títulos y éxitos, la carrera de Klaus Augenthaler tiene un curioso récord que ninguna otra persona ha conseguido igualar: Es el único entrenador de la historia de la Bundesliga que ha realizado cuatro sustituciones en un partido.

Foto anterior al inicio del partido: Oliver Kahn (1º arriba a la izquierda), Dieter Frey (3º arriba a la izquierda), Mehmet Scholl (2º abajo a la derecha) y Emil Kostadinov (1º abajo a la izquierda) abandonaron el terreno de juego tras solo 45 minutos y fueron protagonistas de uno de los sucesos más curiosos de la historia del campeonato alemán.

Y lo mejor de toda la historia es que el antiguo capitán del Bayern no era el entrenador oficial del máximo campeón alemán aquella tarde. Augenthaler asumió el puesto de manera interina sustituyendo a Franz Beckenbauer, que no pudo acudir al encuentro por un cólico renal.

Un encuentro intrascendente previo a la fiesta

Deportivamente, los dos equipos no se jugaban absolutamente nada: El Düsseldorf ya había asegurado su permanencia, mientras que los muniqueses eran subcampeones de forma matemática. Al partido debía ser la antesala de las celebraciones en Marienplatz, ya que el Bayern ganó la Copa de la UEFA tres días antes. Ese fue, precisamente, el quid que rodea esta historia.

En la plaza muniquesa de Marienplatz, Klaus Augenthaler y cía. celebraron junto a los aficionados la victoria en la final de la Copa de la UEFA.

"Le quería dar a otros jugadores la oportunidad de bajar la tasa límite de alcohol", contó Augenthaler después a Kicker, guiño mediante, haciendo referencia a la celebración de su equipo entre semana tras la victoria en la vuelta de la final ante el Girondis de Burdeos.

En el descanso, Emil Kostadinov, Dieter Frey y Mehmet Scholl pidieron ser sustituidos y entraron en sus lugares Alexander Zickler, Andreas Herzog y Marcel Witeczek. Pero que Oliver Kahn debía ser cambiado por una lesión en el hombro tras los primeros 45 minutos era algo con lo que no contaba Augenthaler. El míster dio entrada a Michael Probst y el árbitro Lutz Wagner hizo la vista gorda.

Jürgen Klinsmann anotó un doblete en la segunda mitad y el resultado final fue de 2-2-

El Düsseldorf no reclamó

Lo que ocurrió después se puede contar rápidamente: El Bayern juega con cuatro jugadores frescos y Klinsmann iguala un marcador desfavorable de 0-2 en el último cuarto de hora. Debido a la nula importancia deportiva de este resultado, el Düsseldorf no reclamó y, de esta manera, Klaus Augenthaler se coló en los libros de historia de la Bundesliga para siempre.

La Bundesliga se encuentra suspendida actualmente. fcbayern.com quiere hacerles más amena la espera y les recuerda enfrentamientos legendarios contra el Borussia Dortmund: