Billete para la final de la Copa de la UEFA: contra pronóstico y en el Camp Nou

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

En las semifinales de la Copa de la UEFA de 1996, tuvo lugar un gran duelo con el mejor club español de la época, el FC Barcelona. En aquel momento, los culers eran los claros favoritos en los dos partidos contra el Bayern. Sin embargo, el equipo entrenador por Otto Rehhagel no se preocupó por esta asignación de roles en el partido de ida y sorprendió a los españoles, con Pep Guardiola en la defensa, gracias a una gran actuación como local en el Olympiastadion. El empate a 2-2 proporcionó una base sólida para el partido de vuelta del 16 de abril, pero el Barcelona seguía siendo el favorito a los ojos de muchos.

Salvar los nervios en un enorme escenario

Lejos de casa, el Bayern tuvo que demostrar su valía frente a más de 100.000 espectadores en el abarrotado Camp Nou - ¡y ofreció una brillante actuación! Ambos equipos tuvieron oportunidades de anotar desde el principio, pero el gran campeón alemán era consciente de que debía aprovechar mejor sus oportunidades. Poco antes del descanso, Markus Babbel (40') lo hizo posible. El guardameta del Barça, Carlos Busquets, no pudo retener el balón tras un disparo de Mehmet Scholl y el defensa del Bayern aprovechó para poner por delante a los bávaros 1-0.

El héroe de la semifinal

Marcel Witeczek anotó el gol que otorgó una importante ventaja de 2-0.

En el segundo tiempo, un hombre que ya había demostrado su precisión en la ida, volvió a brillar. Corría el minuto 84 y todavía seguía el 1-0 a favor del equipo de Múnich. Un empate habría significado el pase del Barcelona. Momentos antes, el balón estaba todavía en el área del Bayern, y de repente ocurrió todo muy rápido. Marcel Witeczek recibió el balón justo antes de la línea del medio del campo y se dirigió al área rival a toda velocidad. Al llegar al área grande, decidió acabar la jugada él mismo... ¡2-0! Su tiro, que fue ligeramente desviado por Miguel Ángel Nadal, entró ajustado al palo corto y fue imparable para Busquets. Pero Iván De La Peña (89') volvió a poner algo de emoción en el partido un poco más tarde. Su gol acercó al equipo español al empate y un tanto más del Barcelona hubiera significado la prórroga. Los bávaros, sin embargo, mantuvieron su estrecha ventaja en el tiempo extra y avanzaron a la final con una victoria de 4-3 como resultado global. Allí el FCB aseguró su primer título europeo contra el Burdeos después de 20 largos años de espera.

Puedes volver a recordar las eliminatorias más legendarias del Bayern en los noventa aquí:


Temas de este artículo

Comparte este artículo