Wilhelm Neudecker y el comienzo de una nueva era en el Bayern

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Cuál sería el camino que seguiría su club, era algo que Wilhelm Neudecker el 28 de abril de 1962 solo podía imaginar. Este mismo día hace exactamente 58 años, el empresario de la construcción asumió provisionalmente el cargo de presidente del Bayern de Múnich y, quizás esta fue la era más exitosa de la historia del club, en la que el Bayern, bajo su mandato, se convirtió en el mejor equipo del mundo.

Los cimientos de aquel Bayern: Wilhelm Neudecker (fila del medio, quinto empezando por la derecha) en medio de un joven equipo que acaba de ascender formado por unos jovenes Franz Beckenbauer (fila de arriba, centro), Gerd Müller (fila del medio, tercero empezando por la izquierda) y Sepp maier (fila de abajo, tercero empezando por la derecha).

De ascender a la Bundesliga a ganar la Intercontinental

Pero solo era el comienzo de la década de los años sesenta y todo eso no eran más que cantos de sirena: El actual máximo campeón alemán, cuando Neudecker asumió su cargo, aún jugaba en la Oberliga. La Bundesliga comenzó esa temporada y sus rivales locales, el TSV 1860 Múnich, tuvieron preferencia, por lo que el FCB tuvo que seguir jugando en la recién creada Regionalliga. Era imposible realizar grandes transferencias, por lo que Neudecker, en aquel entonces, como presidente, responsable de los fichajes, apostó por jovenes talentos y sentó las bases de una era dorada.

Contrató al entrenador Zlatko Tschik Čajkovski, así como a los jovenes Franz Beckenbauer, Gerd Müller o Sepp Maier. Más tarde, también a Udo Lattek y a los jugadores Uli Hoeneß, Paul Breinter o Karl-Heinz Rummenigge, que constituyeron el fundamento de una historia de éxitos inimaginables. Tras el ascenso a la Bundesliga en 1965, llegó el triunfo en la Copa DFB de 1966 y, solo un año más tarde, la consecusión de la Recopa de Europa. Al final de su mandato de 17 años, el presidente acumuló en las vitrinas tres copas DFB más, cuatro ligas, tres Copas de Europa y una Intercontinental.

El Bayern conquistó tres veces la Copa de Europa con Neudecker como presidente. Tras el final de su mandato de 17 años, siguió estando muy unido al Bayern hasta su muerte a finales de 1993.

Modernización y profesionalización

Neudecker modernizó también las infraestructuras del club y posibilitó su expansión para convertirlo en una marca mundial. Con Robert Schwan, contrató a uno de los primeros mánagers profesionales en el fútbol alemán y, además, fue el encargado de crear las oficinas y los campos de entrenamiento en la Säbener Straße. También fue uno de los impulsores de la fundación de la sección de fútbol femenino. Todo aquello comenzó aquel martes de hace 58 años.

En los años setenta, el Bayern ganó tres veces consecutivas la Copa de Europa. Un repaso a los partidos más legendarios de aquella década:


Temas de este artículo

Comparte este artículo