Hansi Flick: "Hay que tener una mentalidad abierta"

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Para Hansi Flick el espíritu de equipo es fundamental. Entrevistamos al entrenador del FC Bayern y repasamos su estilo, formación y objetivos con el FCB.

Entrevista con Hansi Flick

Señor Flick, a principios de abril renovó su contrato con el Bayern. Con 55 años es usted entrenador de uno de los principales equipos en el panorama mundial. ¿Ha llegado su momento "algo tarde"?
(ríe) "Mi evolución quizá es un poco insólita. Por ejemplo, durante 20 años regenté una tienda deportiva en la que yo mismo trabajaba. Llegó un momento en que decidí pausar para reflexionar sobre mi futuro, aunque siendo consciente siempre de que quería ser entrenador. No quise saltarme ninguna fase intermedia y fui aprendiendo mucho, lo que caracteriza mi forma de trabajar actual".

¿Concretamente qué entresaca de todo ello?
"Para mí resulta decisivo que, en última instancia, todo gira en torno al trabajo en equipo. Sin lealtad, reconocimiento y respecto mutuos es complicado tener éxito y crecer con sensatez. Para mí es importante mantener una alta comunicación y transmitir confianza y reconocimiento a todos. Además, uno debe divertirse con lo que hace. El éxito solo se alcanza entre todos. Y siempre lo repito: Estoy muy, muy contento del cuerpo técnico con el que cuento en el Bayern. Nuestra capacidad de comunicación se encuentra a un nivel de confianza que considero ideal".

¿Que el jefe debe escuchar a todo el mundo es algo que aprendió y valora desde su etapa como técnico asistente?
"Seguro que influyó. Durante mucho tiempo disfruté trabajando en la segunda fila, siempre pude exponer mi opinión. Creo que no me aporta nada una reunión en la que todos estén con los brazos cruzados y no dicen nada. El diálogo crea conocimiento. A veces nos pasa, hay algo que no funciona, que no podemos hacer. Entonces digo: '¡Vale, entonces necesitamos enfocarlo de otra forma!'. A mis ojos debería ser así: Veamos qué se puede hacer, ¡hay que tener una mentalidad abierta!".

¿Es algo que se puede aplicar también en el Bayern, que se rige desde hace muchas décadas por una forma de trabajar de probada eficacia?
"Por supuesto. Aquí hay muchas cosas buenas muy bien amarradas. La calidad por delante de la cantidad. Mia san Mia. Aquí se han consolidado muchas cosas que han convertido a la institución en un club de tanto éxito y tan especial. Además, el Bayern nunca ha dudado en adaptarse a los nuevos tiempos".

Antes de incorporarse al Bayern se formó con muchos de los principales clubes europeos.
"Durante mi etapa en la DFB [Federación alemana de fútbol], primero como entrenador y luego como director deportivo, observé cómo trabajaban muchas academías de fútbol, entre ellas las del Real Madrid y FC Barcelona. Una vez asistí como invitado a los entrenamientos del Manchester City durante tres días, igual en el Paris St.-Germain. También estuve en el Bayern. Durante tres veranos consecutivos visité la concentración del Arsenal en Austria. Por aquel entonces me decía a mí mismo, '¡mira muy bien todo!'. Como entrenador le doy muchas vueltas, ¿cómo puedo trabajar las cosas a mí manera? Mi filosofía nunca fue copiar las cosas tal cual. Pero valoro tener nuevas ideas y formas. Más y más".

¿Cómo afronta las situaciones conflictivas?
"El reconocimiento y el respeto son básicos y con esta base uno puede expresas abiertamente su opinión. Es algo que siempre he aplicado. Creo que parte de mi responsabilidad es hacer notar internamente ciertas cuestiones cuando la situación lo requiere. Uno no siempre tiene que tener mi opinión, pero intercambiar puntos de vista y luego tomar una decisión pensando en el interés general es la única forma de tener éxito".

Durante décadas el Bayern era considerado un equipo que solo compraba a los mejores jugadores y que el entrenador se encargaba de gestionarlo. ¿Se ha dado el salto y los fichajes responden a una clara filosofía?
"Al final se trata de una cuestión decisiva: ¿qué quiere el club? ¿Qué clase de fútbol quiere jugar con el que se identifique la afición? Cuando yo era jugador solo importaba el éxito. Ganar 1-0, daba igual cómo. Hoy con ganar no basta y me parece absolutamente acertado. Lógicamente en última instancia se trata de ganar títulos, pero me identifico completamente con la aspiración del Bayern de, además de ganar 1-0, entusiasmar a su afición. Siempre debemos tenerlo presente. ¿Qué jugador encaja en nuestra mentalidad? Este club es distinto. Si el *Mia san Mia*sigue siendo perceptible desde fuera es un punto a favor en las negociaciones con jugadores que podrían irse a otros equipos. Eso es hoy en día crucial, que un club se desarrolle, tenga algo que ofrecer y con lo que se pueda identificar un jugador. La cultura de club y la filosofía de juego del FC Bayern están registradas con mucha precisión".

A principios de abril Hansi Flick renovó su contrato como entrenador del Bayern hasta el 30 de junio de 2023. Todos los detalles:


Temas de este artículo

Comparte este artículo