Un gran Bayern golea al Leverkusen y saca billete para la final de Copa

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

¡Un excepcional rendimiento de todo el equipo, efectividad en la finalización y un portero sensacional! Así es como mejor se resume la victoria por 2-6 del Bayern en las semifinales de la Copa DFB ante el Bayer Leverkusen del 17 de abril de 2018. "Ha sido una demostración de la calidad futbolística del equipo", se deshizo en elogios el director general, Karl-Heinz Rummenigge, aquella noche.

Müller con un triplete y Lewandowski anota por partida doble

Los jugadores del Bayern desplegaron un fútbol maravilloso y se pusieron en ventaja en el tercer minuto por medio de Robert Lewandowski. Solo seis minutos más tarde, el polaco elevó el marcador a 0-2. En la segunda parte, Thomas Müller con un triplete (52', 64' y 78') y Thiago (61') completaron la goleada. "Durante largos periodos fue una demostración de fútbol. Hemos realizado una actuación top contra un buen rival", halagó el míster Jupp Heynckes a su equipo.

Arjen Robben no pudo marcar, pero dio dos asistencias ante el Leverkusen. El holandés hizo gala de su nivel con controles de balóm como los de la fotografía.

Intercambio de golpes entre dos buenos equipos

No se podría decir que el Bayer Leverkusen no tuviera ninguna oportunidad. Sven Bender (16') recortó distancias y Leon Bailey, de falta directa, anotó el 2-5 parcial. "Ha sido publicidad para el fútbol alemán", constató Thomas Müller tras el encuentro en el que los dos equipos jugaron para ganar.

Sven Ulreich en plena forma

¡Qué parada! Sven Ulreich pudo sacar el disparo de Karim Bellarabi con la muñeca. Esta no fue la única parada de mérito del arquero del Bayern en el partido.

El conjunto local dispuso de más ocasiones, pero Sven Ulreich, que sustituía en el arco al lesionado Manuel Neuer, tuvo su día. Una y otra vez, el portero realizó increíbles paradas e hizo muestra de sus reflejos para evitar más goles del rival.

"Para mi, es un portero sobresaliente", comentó Heynckes, destacando a su portero por encima de la actuación global. El Bayern dejó correr el balón y al rival. "El dominio, la eficacia y el afán de anotar en este partido fue impesionante", se vio obligado a reconocer el entrenador del Leverkusen, Heiko Herrlich. Aquel día, el Bayern fue, simplemente, demasiado bueno y se clasificó a la final con total merecimiento.

¿Quieren recordar más momentos míticos de esta década? Aquí hemos recopilado las mejores eliminatorias del Bayern de la última década: