ESPECIAL | Jupp Heynckes: Jugador - Entrenador - Persona

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

"¡Jupp, Jupp, Jupp!" - Pareciera que todavía se escucha el eco de la grada coreando su nombre... en el Allianz Arena, en la muniquesa Marienplatz o incluso en el estadio de Wembley en Londres. Miles de aficionados del Bayern repitieron su nombre en mayo y junio de 2013, cuando el Bayern conquistó el Triplete en el año en que el FCB celebró más títulos en su historia. El padre de todo ello fue Josep Heynckes, nuestro querido Jupp. Siete años después de aquella gesta Heynckes cumple 75 años y desde el FC Bayern München le felicitamos con todo nuestro cariño.

Celebración en petit comité

Debido a la pandemia del coronavirus no se celebrará una fiesta por todo lo alto como se hiciera en 2013 con el Triplete ("La mejor que hemos tenido en el Bayern", en palabras de Bastian Schweinsteiger). "Debido a la situación debemos quedarnos en casa", explicó Heynckes en una entrevista con la revista kicker. "Mi mujer preparará una comida especial, beberemos un vaso de vino y pasearemos en el recuerdo por nuestro pasado juntos. Las celebraciones pequeñas casan más con mi carácter".

Se marchó con una Ensaladera: En cuatro periodo Heynckes entrenó al Bayern, cuatro veces se proclamó campeón de la Bundesliga, la última en 2018 con 21 puntos respecto al segundo clasificado.

2018: Punto final a su carrera en el Bayern

Durante 53 años Jupp Heynckes, al que muchos se referían como "el niño de la Bundesliga", desarrolló su carrera en el fútbol profesional. En su hoja de servicios presenta 1038 partidos en la Bundesliga como futbolista y entrenador, solo Otto Rehhagel (1033) se le acerca. Tras su cuarta etapa en el Bayern Heynckes puso final a su carrera en mayo de 2018 con la consecución de su cuarto título de liga en el FCB (1989, 1990 y 2013). El doblete se le escapó al caer en la final de Copa DFB ante el Eintracht Frankfurt.

Arriba, bien arriba: Tras la conquista de la Liga de Campeones en Wembley llegó la pertinente celebración con sus jugadores.

Las puertas de Múnich, siempre abiertas para él

En ningún caso dicho traspiés le resta valor a su carrera. Con aquel triunfo en la final de la UCL en Wembley "Jupp se hizo inmortal", ilustró Karl-Heinz Rummenigge. "Jupp fue un entrenador fantástico. Pero, por encima de todo, Jupp es una persona maravillosa, un señor, un modelo", le elogió Rummenigge, quien le ofreció "un cheque en blanco" cuando llegó el momento del adiós. "Para ti siempre tendremos las puertas abiertas, no solo por tu éxitos, sino por tu humanidad".

220 goles anotó Heynckes en la Bundesliga y en 2 temporadas fue el máximo anotador del campeonato. En la imagen superior se le ve recogiendo la bota de oro con Hans Krankl, Hector Yazalde y Gerd Müller (de izquierda a derecha).

Títulos y máximo goleador

El noveno de diez hermanos, pronto supo a dónde quería encaminar sus pasos. "Mi deseo era convertirme en futbolista. Hice todo por lograrlo desde que era joven", rememoró Heynckes sobre su infancia. Con 17 años fichó por el Borussia Mönchengladbach, equipo en el que desarrolló prácticamente toda su carrera, con la excepción de tres años en el Hannover 96. Como jugador se proclamó campeón del Mundo y de Europa con la selección de Alemania occidental, y a nivel de clubes conquistó la Copa de la UEFA, la Bundesliga, la Copa alemana y el trofeo de máximo goleador. En 1978 terminó su carrera como futbolista con 369 partidos (220 goles) en la Bundesliga. En su último partido anotó, por primera y única vez, cinco goles en un mismo encuentro.

Uli Hoeneß y Jupp Heynckes, una amistad especial: Primero se proclamaron campeones del mundo y de Europa, posteriormente se convirtieron en amigos íntimos.

Asistente, entrenador; maestro

Después de colgar las botas comenzó su trayectoria en los banquillos del Gladbach. Primero como asistente de Udo Lattek, posteriormente ascendió a entrenador principal. En 1987 se incorporó al Bayern, donde conquistó en 1989 y 1990 sus dos primeros títulos de Bundesliga como entrenador (de jugador ganó cuatro ligas alemanas). En octubre de 1991, después de solo una victoria en siete jornadas de liga, Heynckes y Bayern se despidieron. Uli Hoeness, presidente de honor del club, reconoció posteriormente que dicha decisión fue "el error más grande" que cometió en su carrera.

Su primera Champions: En 1998 'Don Jupp' conquistó con el Real Madrid su primera Liga de Campeones.

1998: Su primera Orejona

Heynckes cambió de aires y durante dos años entrenó con éxito al Athletic Bilbao, en España. Con una estación transicional de nueve meses en el Eintracht Frankfurt, en 1995 regresó a tierras hispanas para dirigir el CD Tenerife. Dos años después le fichó el Real Madrid, "el Olimpo para cualquier entrenador", en palabras de Heynckes. Allí vivió en primera persona, en la 1997/98, lo cerca que conviven la alegría y la pena. Tan solo ocho días después de haber conquistado la Liga de Campeones -la primera del Real Madrid en 30 años- 'Don Jupp' fue destituido por el ya fallecido presidente merengue Lorenzo Sanz.

En 2009 Heynckes llevó al Bayern a la segunda plaza en liga y a la Champions League. Medio año más tarde se encontró en el Allianz Arena a su sucesor, </em><em>Louis van Gaal.

Regreso al Bayern

El Benfica de Lisboa y de nuevo el Athletic Bilbao fueron sus siguientes estaciones, hasta que en 2003 regresó a Alemania. En tierras germanas se desempeñó en Schalke 04 y Gladbach. El 31 de enero de 2007 dimitió como entrenador tras 215 días como entrenador del Gladbach, encontrándose el club cerca de puestos de descenso. Después de una pausa de 27 meses Hoeneß trajo de nuevo al Bayern a su viejo amigo y en 2009 sucedió a Jürgen Klinsmann. Heynckes colocó al Bayern en segunda posición en las cinco jornadas de liga que quedaban por jugarse y aseguró la participación en la siguiente temporada en la Liga de Campeones.

¡Más es imposible! Champions League, Bundesliga, Copa DFB. En 2013 Heynckes se convirtió en el primer entrenador alemán que conquistó un Triplete así.

2013: Triplete y Entrenador del año

Estucador de profesión, una vez que volvió al ruedo del fútbol decidió no parar. Tras el Bayern decidió aceptar una oferta del Bayer Leverkusen y en 2011 llevó al equipo a la segunda plaza en liga. Después regresó al FCB -su tercera etapa- y firmó su capítulo más glorioso tras una profunda decepción en la 2011/12, cuando el Bayern acabó segundo en liga, perdió la final de Copa DFB y la finalísima de la UCL ¡en el Allianz Arena! ante el Chelsea. Pero el hambre de títulos de Heynckes seguía intacto y en la siguiente temporada se convirtió en el primer entrenador alemán en conseguir un Triplete. En 2013 también fue elegido Entrenador del año. Ese verano Heynckes anunció su (pretendida) despedida del fútbol.

En 2013 fue elegido Entrenador del año después de conquistar el Triplete.

"50 años en el fútbol profesional son suficientes"

Las numerosas y lucrativas ofertas recibidas desde el extranjero no le atrajeron lo sufiente. "Algunos de los grandes clubes españoles me quisieron fichar y ofrecieron sumas horrorosas", confesó por entonces, con 68 años. "Pero 50 años en el fútbol profesional son suficientes". Lo que no esperaba él mismo es que cuatro años después regresaría a los banquillos. En octubre de 2017 el Bayern recurrió a su ayuda... y Heynckes respondió a la llamada. "Él entrará en la Historia como uno de los que ayudó al Bayern cuando atravesó una situación muy complicada", expresó Hoeneß al término de aquella temporada. Heynckes "había hecho un trabajo fantástico" y "cumplió al cien por cien su cometido".

Servus, Jupp! Después de cuatro etapas como entrenador del club, Heynckes se retiró definitivamente cuando acabó la temporada 2017/18.

Despedida con una Ensaladera

Tras el despido de Carlo Ancelotti Heynckes asumió el puesto por cuarta vez en su carrera. En ese momento el FCB se encontraba cinco puntos debajo del Borussia Dortmund. La temporada acabó con el Bayern campeón de liga (su cuarta Bundesliga como entrenador) con 21 puntos de ventaja sobre el Schalke 04, segundo clasificado. En verano de 2018 finalmente se retiró para disfrutar junto con su esposa Iris de su casa de campo en Schwalmtal. "Básicamente estoy muy agradecido por esta vida que he tenido, aunque ha sido agotadora y con mucho trabajado", reflexionó retrospectivamente Heynckes. Quizá seguía escuchando los ecos "¡Jupp, Jupp, Jupp!"...


Temas de este artículo

Comparte este artículo