Títulos dramáticos, despedidas y golazos en la jornada 34

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

La jornada 34 siempre es muy especial. Marca el final de una larga y agotadora temporada de la Bundesliga. En esa jornada, se decide el título, pero los jugadores legendarios también se despiden. Antes de que el Bayern termine el sábado otra temporada como campeones, recordamos los especiales finales de temporada elegidos.

2001: La madre de todos los finales de temporada

El 19 de mayo de 2001 se considera la madre de todas los finales de la temporada. Con una ventaja de tres puntos sobre su perseguidor, el Schalke 04, pero con una peor diferencia de goles, el Bayern afrontó el partido a domicilio en Hamburgo. Así que el FCB necesitaba al menos un punto para asegurar el título. Cuando Sergei Barbarez adelantó al HSV en el 90 y sonó el silbato final en el partido del Schalke contra el Unterhaching con una victoria por 5-3, los corchos de champán reventaron en Gelsenkirchen durante cuatro minutos. En el tiempo añadido, Patrik Andersson marcó un libre indirecto para igualar el marcador: el FCB era el campeón. El "¡adelante, siempre adelante!" de Oliver Kahn después de la remontada y "¡Aquí está la cosa!" en los vítores con la ensaladera recibieron el estatus de culto.

2000: Gracias Haching

En la celebración del título del 2000 en la Marienplatz de Múnich, los bávaros sabían exactamente a quién agradecérselo.

Fue similar un año antes, pero por entonces el Bayern estaba tres puntos atrás en la última jornada. En el Estadio Olímpico, el equipo de Munich rápidamente hizo su propia tarea y lideró 3-1 al descanso. El líder Leverkusen jugaba contra el SpVgg Unterhaching a solo unos kilómetros de distancia, y tropezó. El equipo de la periferia de Múnich venció al líder del campeonato por 2-0 y el proyectil pasó del Hachinger Sportpark al Estadio Olímpico. El FCB ganó el título con una diferencia de goles de más siete.

2019: Estreno en el Allianz Arena y emotivas despedidas

En su último partido en el Allianz Arena, Arjen Robben, Rafinha y Franck Ribéry volvieron a levantar la ensaladera sobre sus cabezas.

Sin embargo, para recordar un final de temporada emotivo, los aficionados del Bayern no tienen que viajar tan atrás en el tiempo. En 2019 también se decidió en la última jornada. Con la victoria por 5-1 sobre el Eintracht Frankfurt, el FCB aseguró su primer título de liga en el Allianz Arena. Además, en este increíble día, tres jugadores muy merecedores se despidieron llorando. Después de ocho, diez o doce años Rafinha, Arjen Robben y Franck Ribéry jugaron su último partido delante de sus propios fans. Los dos últimos incluso marcaron de nuevo, el día no podría haber sido mejor.

1972: Perfecto final en el Estadio Olímpico

Una vista fantástica: desde el 28 de junio de 1972, el Bayern disputó sus partidos en casa en el Estadio Olímpico de Múnich hasta el verano de 2005. Después del primer partido, el nuevo anuncio pudo traer de inmediato las mejores noticias de la historia.

Además de las perfectas despedidas, también hubo fantásticos cierres de torneo en la jornada 34. El 28 de junio de 1972 el Bayern jugó por primera vez en el flamante Estadio Olímpico de Múnich y el plan de partido proporcionó un absoluto placer. El FCB recibió al Schalke 04 en el final de la temporada, con sólo un punto que separaba a ambos equipos en lo alto de la tabla. Pero los bávaros rápidamente dejaron todo claro y ya lideraban 2-0 en el descanso. Al final Franz Beckenbauer y cía. vencieron a su rival directo por 5-1 y celebraron su primer campeonato de liga en el nuevo estadio - no iba a ser el último.

1994: Dos golazos para el campeonato de liga

En 1994 la decisión se tomó de nuevo sólo en la última jornada y de nuevo el S04 fue el invitado en el Estadio Olímpico. El competidor por el título, sin embargo, era el Kaiserslautern (que ganó 1-3 en Hamburgo al mismo tiempo) y el equipo del Palatinado estaba a sólo un punto de los líderes de Múnich. El equipo del entrenador Franz Beckenbauer luchó contra los Mineros durante mucho tiempo, pero luego el capitán Lothar Matthäus (49') abrió el marcador de un célebre libre directo. Once minutos más tarde Jorginho puso la guinda con un notable disparo de largo alcance. Es legendaria su celebración en memoria de su compatriota y piloto de Fórmula 1 Ayrton Senna, que murió poco antes. Por primera vez desde 1990, los bávaros consiguieron la ensaladera de nuevo.

2013: Golazo de Ribéry en la previa de Wembley

El título ya estaba en la bolsa desde hacía mucho tiempo, así que la jornada 34º fue el ensayo general para la final de la Liga de Campeones en el Estadio de Wembley de Londres de una semana después. Además, fue el último partido de Bundesliga de Jupp Heynckes como entrenador del Bayern, y el que disputó contra su antiguo club, el Borussia Mönchengladbach. Los bávaros tuvieron un mal comienzo en casa del Gladbach y ya iban perdiendo 2-0 a los cinco minutos. Pero el FCB se levantó con fuerza, coronado por Franck Ribérys (53') con un increíble gol para igualar 3-3. Después de un centro de Philipp Lahm, el francés golpeó el balón de volea desde la frontal del área y lo puso en la red de manera imparable. Al final, los bávaros ganaron 3-4 en un brillante partido y fueron a Wembley con gran confianza en sí mismos. ¡El resto es historia!

1996: Augenthaler hace cuatro cambios

Las celebraciones por este trofeo fueron probablemente la razón por la cual Klaus Augenthaler hizo cuatro en el final de temporada contra Düsseldorf. Emil Kostadinov, Dieter Frey y Mehmet Scholl fueron intercambiados a medio tiempo por Alexander Zickler, Andreas Herzog y Marcel Witeczek. Augenthaler, y el árbitro Lutz Wagner, pasaron por alto el hecho de que Oliver Kahn tuvo que ser reemplazado por Michael Probst después de 45 minutos debido a una lesión en el hombro.

En la última jornada de la temporada, el entrenador asistente Klaus Augenthaler reemplazó temporalmente a su jefe Franz Beckenbauer, que tuvo que ausentarse debido a un cólico renal. El excapitán del Bayern hizo un total de cuatro cambios en el empate 2-2 con el Düsseldorf, pero sólo se permitían tres. "Quería tambiérn dar a otros jugadores la oportunidad de bajar su nivel de alcohol en la sangre", explicó más tarde Augenthaler a Kicker con un guiño, refiriéndose al maratón de celebración de su equipo durante la semana después de ganar la Copa de la UEFA. Cuando el rival dejó de ser un asunto deportivo, los de Düsseldorf renunciaron a su derecho de recurso y así todo el mundo pudo reírse de ello en la celebración posterior.

2015: Partido 500 y último de Schweinsteiger

Antes del partido, hubo flores para Bastian Schweinsteiger por el partido número 500, luego, por octava vez, el trofeo del campeonato (entonces récord de la Bundesliga) y el dios del fútbol anotó el 2-0 del marcador final, su último gol oficial con el FCB.

En la jornada 34 de la temporada 2014/15, Bastian Schweinsteiger disputó ante el Mainz 05 su partido 500 con la camiseta del Bayern, un gran hito para el equipo de Múnich. El dios del fútbol coronó este aniversario con su gol del 2-0 final, luego hubo una celebración adecuada con el trofeo del campeonato. Unas semanas después, Schweinsteiger se marchó al Manchester United: el partido contra el Mainz fue el último con la camiseta del FCB.

2017: ¡El capitán dice "Servus!"

Gran despedida para dos grandes jugadores. Después del partido en casa contra el Friburgo el 20 de mayo de 2017, Philipp Lahm y Xabi Alonso terminaron sus carreras. En la celebración del campeonato posterior, Alonso demostró que aunque podía dar pases precisos a gran distancia, una ducha de cerveza después de tres años en Munich todavía le causó problemas.

22 años vistió la camiseta del Bayern Philipp Lahm y marcó uno de los momentos más exitosos en la historia del club. El Triplete de 2013, en el que Lahm lideró al equipo de Munich como capitán, nunca será olvidado. La última jornada de la temporada 2016/17, el nacido en Múnich se ató las botas por última vez cpn los campeones récord. Además de Lahm, la estrella mundial Xabi Alonso también se despidió del FCB y el fútbol. Fue un día extremadamente emotivo en el Allianz Arena, coronado con la ensaladera, por supuesto.

2014: La primera ducha de cerveza de Pep Guardiola

Con un fútbol brillante y absolutamente fulminante, el Bayern de la 2013/14 se aseguró el título de liga en el primer año de Pep Guardiola. Fue una temporada récord y ahora todos estaban ansiosos por ver cómo el entrenador catalán aceptaría la tradicional ducha de cerveza. Con los brazos extendidos esperaba a Jérôme Boateng que se acercaba, ¡una imagen para los dioses! En sus tres años en Múnich, Guardiola pudo experimentar esta sensación tres veces en total. Pero la primera vez siempre es especial.


Temas de este artículo

Comparte este artículo