Tras el 2-1 sobre el Gladbach: Al Bayern le falta aun un paso para el título

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

El Bayern cumplió su parte de la tarea el sábado por la tarde - como siempre lo hacen en esta segunda vuelta. El equipo de Hansi Flick celebró su décima victoria consecutiva en la Bundesliga con un reñido triunfo por 2-1 sobre el Borussia Mönchengladbach, subrayando de forma impresionante sus ambiciones por el campeonato de liga. El hecho de que los tres puntos no fueran suficientes para ganar el título prematuramente sólo fue impedido por la victoria en el último minuto del BVB sobre el Fortuna Düsseldorf (0-1). Por lo que el festejo se aplaza.

Bayern: Matchball por el campeonato de liga

Joshua Kimmich felicitó a su homónimo Joshua Zirkzee por su 1-0 (26') contra el Mönchengladbach.

"Queremos conseguir el campeonato de liga lo más rápido posible", enfatizó Joshua Kimmich tras el pitido final. El equipo de Múnich tendrá su primer punto de partido en sólo dos días: una victoria en su visita al SV Werder significaría que el campeón récord no se vería privado de su octavo título consecutivo, sin importar lo que haga la competencia. "Nuestro objetivo es ganar también el partido en Bremen", dijo Flick y añadió: "Sólo queremos sentenciar (la liga)".

Cualquiera que haya sido testigo de la valiente y convincente actuación del equipo de Múnich el sábado, no dudará en seguir estas declaraciones con hechos en la próxima jornada. El partido de la jornada de la Bundesliga se ganó con merecimiento: Flick tuvo que reconstruir su equipo debido a las sanciones de Robert Lewandowski y Thomas Müller, así como a la agotadora semana con doble partido. Además de cuatro cambios en el once inicial, el técnico de 55 años también cambió de táctica: Los bávaros dejaron venir al Gladbach y se vio un duelo de poder a poder. El 11-9 en disparos, así como una inusualmente baja posesión de balón de sólo el 50 por ciento desde la perspectiva bávara lo demuestran.

A pesar de los cambios, no hay descanso en el juego del FCB

Voluntad pura: Benjamin Pavard estuvo inicialmente desafortunado debido a un gol en propia meta (37'), pero luego dio el pase en el gol ganador de Leon Goretzka (86').

"Solemos jugar 90 minutos de presión, pero ahora estuvimos más a la defensiva y queríamos salir compactos", explicó Leon Goretzka, que pudo romper el empate con un gol decisivi a última hora en el minuto 86. Además de su indiscutible capacidad de juego, los profesionales del Bayern también demostraron otras virtudes importantes. "Creímos en ello hasta el final", enfatizó Kimmich. Su entrenador estuvo lleno de elogios para el equipo. "El equipo luchó", dijo Flick. En el 2-1 se podía ver la voluntad", subrayó el entrenador y "todo el staff técnico está entusiasmado con el carácter del equipo".

Estas habilidades especiales la está mostrando el FCB a través del agotador final de temporada. "Te desgasta cuando juegas cada tres días. Tienes que estar metido mentalmente todo el tiempo", reveló Serge Gnabry. Las victorias contra sus grandes rivales: Gladbach y el Bayer 04 Leverkusen de la semana pasada (2-4) no fueron fáciles: "Estamos muy orgullosos de ello", describió el internacional de 24 años.

Regreso de Müller y Lewandowski

El Bayern probablemente esperará un partido diferente con el amenazado por el descenso Bremen, pero la fatiga no debería ser un factor. "Para el martes el equipo estará de vuelta al 100 por cien", prometió Flick. Sobre todo porque volverán a estar disponibles dos grandes goleadores de la Bundesliga, Lewandowski (30 goles) y el gran asistente Thomas Müller (20 asistencias), quienes ya no estarán sancionados. "Hay dos chicos que vuelven y nos harán bien", dijo Goretzka y miró al posible último paso hacia el campeonato de liga: "Por supuesto que queremos llevarnoslo a casa".

"Queremos sentenciar (la liga)", dijo Hansi Flick después del pitido final con vistas al próximo partido en Bremen. Puede encontrar estas y otras declaraciones sobre el partido aquí:


Comparte este artículo