Las finales de Copa DFB más legendarias de la historia del Bayern

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

La Copa DFB es conocida por ser la autora de historias muy especiales. Las finales que ha ido disputando el FC Bayern a lo largo de todos estos años no son una excepción. Los muniqueses disputarán el sábado ante el Bayer 04 Leverkusen la 24ª final de su historia. fcbayern.com recuerda seis de esas históricas finales.

29 de diciembre de 1957: La primera Copa DFB de la historia del club

El FC Bayern aprovechó su primera participación en una final para hacerse con su primer trofeo. Realmente, la directiva del club incluso no quiso participar en la competición en un primer momento por motivos financieros. Sin embargo, el entrenador Willibald Hahn pudo convencerlos y motivó a sus jugadores en cada una de las eliminatorias. Tras nueve partidos, llegó el momento: El equipo muniqués se encontraba en la gran final frente al Fortuna Düsseldorf a dos días de terminar el año. Unos 44.000 espectadores acudieron al Rosenaustadion de Augsburgo bajo una nevada importante. Todos ellos tuvieron que esperar un buen rato hasta ver el primer gol. Rudi Jobst logró disparar a puerta en el minuto 79 tras un centro al área. El portero del Fortuna, Albert Görtz, logró despejar el primer tiro, pero Jobst estaba preparado para cazar el rebote y anotar el 1-0 definitivo. Hans Bauer, campeón del mundo en 1954 fue el primer capitán de la historia del Bayern en levantar la Copa DFB. Según cuenta la historia, la celebración del título se prolongó hasta la fiesta de año nuevo.

14 de junio de 1969: El primer doblete

Gerd Müller guió al Bayern al primer doblete de su historia.

En la final de la Copa DFB de 1969, el FC Bayern derrotó al FC Schalke 04 por 2-1 gracias a un doblete de Gerd Müller. Para el cuadro bávaro era la cuarta Copa DFB, aunque, para la historia del club, esta era muy especial: Tras alzarse una semana antes con su primera Bundesliga, el FCB ganaba el doblete por primera vez en su historia.

1 de mayo de 1982: 4-2 contra el Núremberg

Dieter Hoeneß (derecha) y Alois Reinhardt en una disputa de balón después de haber chocado en los primeros minutos de partido.

Este partido sirve de ejemplo para explicar el espiritu de lucha que siempre ha caracterizado el máximo campeón a lo largo de sus 120 años de historia. Al descanso, el Núremberg iba 0-2 por delante y se veía como claro ganador de la final, pero el FCB se recuperó y remontó el partido. El mejor ejemplo de aquella ansia de victoria fue Dieter Hoeneß: A los trece minutos de partido, chocó con el jugador rival Alois Reinhardt y se hizo una pequeña brecha, aunque aguantó hasta el final del partido con un vendaje en la cabeza. Y eso no fue todo: En el minuto 89, tras los goles previos de Karl-Heinz Rummenigge, Wolfgang Kraus y Paul Breitner, Hoeneß anotó el definitivo 4-2 para que el Bayern se llevara la Copa DFB. Su gol, como no, no pudo llegar de otra manera: ¡De cabeza!

6 de mayo del 2000: Revancha contra el Bremen

Élber anotó el primer gol del encuentro y el que ponía al Bayern por delante en el marcador.

¡Revancha! Un año después de una amarga derrota en la tanda de penaltis, el FC Bayern se reencontraba con el Werder Bremen en la final de copa. Pero, en esta ocasión, los muniqueses se impusieron claramente por 3-0. No obstante, el primer gol del encuentro se resistió debido a la dureza del juego. ¡El árbitro Alfons Berg mostró un total de diez tarjetas amarillas! Giovane Élber fue el primer goleaor de la noche en el 57'. En los minutos finales, Paulo Sergio (83') y Mehmet Scholl (90') aumentaron la ventaja y la copa volvió a Múnich.

1 de junio de 2013: Certificación del triplete ante el Stuttgart

¡Uno, dos y tres! Ningún otro club alemán ha logrado algo parecido.

El triplete, el broche de oro a la temporada más exitosa de la historia del club. Tras la consecución de la Bundesliga y la Liga de Campeones, el FC Bayern venció en la final de la Copa DFB al Stuttgart el 1 de junio de 2013. Mario Gómez, por partida doble, y Thomas Müller fueron los goleadores en aquella victoria por 3-2 frente al Stuttgart. Jupp Heynckes entraba en los libros de historia aquella noche gracias al triplete de su equipo.

17 de mayo de 2014: Victoria ante el BVB en la prórroga

¡Alegría incontenible! Thomas Müller uso sus últimas fuerzas para esprintar y anotar el 2-0 en la prórroga.

Una imagen que le saca una sonrisa a cualquier aficionado del Bayern. Thomas Müller corre de forma destartalada, a su estilo, haciendo uso de sus últimas fuerzas, hacia Weidenfeller, lo regatea y anota el 2-0. Aquel inolvidable partido tuvo lugar el 17 de mayo de 2014 ante el Borussia Dortmund. Tras no pasar del 0-0 al término de los 90 minutos, tocó ir a la prórroga. Arjen Robben puso al Bayern por delante en el 107' y Müller sentenció el partido en el último minuto con una "carrera épica", como él mismo la describe, ante Marcel Schmelzer. El Bayern ganaba así su 17ª Copa DFB.

Las mejores imágenes de nuestras 23 finales de Copa


Temas de este artículo

Comparte este artículo