Karl-Heinz Rummenigge: chico de oro, estrella mundial, personalidad

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Para Franz Beckenbauer, Karl-Hainz Rummenigge fue "un chico de oro desde el principio" - ¿hay mayor elogio que eso de la boca del 'Kaiser'? El icono del FC Bayern ha acompañado al Director General a lo largo de toda su carrera desde que se conocieron como jugadores a mediados de los 70. "'Kalle' era un paquete de músculos, más rápido que nadie y un gran regateador", comenta Beckenbauer con entusiasmo; "No había otro talento en ese momento que aportara tanto a la mesa". Rummenigge dejó su huella. Se convirtió en una estrella mundial como jugador e hizo historia como Director General del FC Bayern. Hoy celebra su 65 cumpleaños. "Puedo considerarme un afortunado cuando miro hacia atrás", dice el cumpleañero.

Hoeneß: "Uno de los delanteros más destacados"

Cuando uno compara a Rummenigge, que entonces tenía 18 años, con el día de hoy, dice Uli Hoeneß, "tienes que quitarte el sombrero: Karl-Heinz fue uno de los delanteros más destacados del mundo y ha hecho mucho con su vida. se ha convertido en una gran figura, no solo en la cancha, sino en general, es alguien que sería un hombre que se mantendrá firme en cualquier ámbito de la vida". Beckenbauer también recuerda muy claramente cómo, a pesar de todo su talento, el joven delantero estaba inicialmente inhibido por su timidez: "A veces se distraía, mirando la torre de una iglesia o quién sabe qué, pero luego Dettmar Cramer gritó:" ¡Kalle! "Y luego marchó, increíblemente ".

Hainer: "Uno de los más grandes"

 

Herbert Hainer tiene muy presente imágenes en la mente de los años 70 y 80: "Esa cabeza rubia con el pelo rizado, con sus piernas apretadas, golpeando la pelota a la escuadra". Rummenigge fue "uno de los más grandes", dice el actual presidente, y hace tiempo que eliminó la timidez que una vez marcó el comienzo de su carrera como profesional: "Karl-Heinz está increíblemente concentrado en cada tarea, siempre se prepara de primera mano, y sabe exactamente lo que quiere. Ha hecho un trabajo increíble en el FC Bayern. Junto con Uli Hoeneß, es el principal protagonista de la historia de éxito del Bayern durante las últimas décadas".

A finales de 2021, el Director General del Bayern entregará las riendas a Oliver Kahn, y su sucesor es consciente de que el nivel está alto. "Karl-Heinz tiene un historial increíble, siempre hay que escucharlo con mucha atención", dice, mientras que su colega en el consejo de administración, Hasan Salihamidžić, enfatiza la "enorme red" que ha construido: "Haremos todo lo posible para continuar con el FC Bayern de tal manera que el club siga cosechando los mismo éxitos que en el pasado sin problemas. Él y Uli Hoeneß han convertido al FC Bayern en un líder mundial".

Un hombre, dos carreras

Hay dos carreras que compagina Rummenigge: la de delantero y la de directivo, aunque nunca le gusta mucho la palabra. "Para mí es el ejemplo perfecto de una trayectoria exitosa después de poner fin a su primera carrera", dice Hainer. Rummenigge siempre lo ha visto como su trabajo, "que el FC Bayern tenga éxito", describe su impulso: "El FC Bayern es mi vida".

Nacimiento del dúo 'Breitnigge'

Cuando finalmente llegó a la cima del mundo como jugador, Paul Breitner lo invitó por primera vez a dar un paseo. Breitner regresó al FC Bayern en 1978 y dijo: "Te he estado observando durante años". En su opinión, Rummenigge está jugando en la posición equivocada, en el centro del campo. Sería mejor que lo releven de sus deberes defensivos. Para Rummenigge, la nueva división del trabajo fue un alivio: "Se concentró en sus puntos fuertes, su velocidad, su regate, su olfato de gol - y fuimos directos a por el campeonato". Fue el nacimiento de una de las duplas más famosas de la historia del club, que pasó a los anales como la "Breitnigge".

Rummenigge maduró como personalidad en Italia

Hoeneß era el Director General en ese momento, y se combinó perfectamente con los dos en el campo. "Karl-Heinz era ambicioso y continuó desarrollando su don", recuerda, hasta que el Inter de Milán se lo llevó por una suma récord. "Le costó once millones de marcos alemanes", recuerda Hoeneß, "hoy se podría fácilmente agregar un 0 extra al final de ese número y comprarlo por esa cantidad en euros. Rummenigge maduró como personaje en Italia, y más tarde Lothar Matthäus recorrió el mismo camino y dice: "Hasta el día de hoy, la gente en Milán no solo habla de Matthäus, Andreas Brehme y Jürgen Klinsmann, sino sobre todo de Karl-Heinz Rummenigge. Amaba a los Tifosi".

De rival a compañero de habitación

En el Munidal de 1986, Matthäus fue testigo de lo ambicioso que puede ser Rummenigge cuando se trata de marcar goles. Los dos compartieron habitación durante un total de ocho semanas, y debido a que Rummenigge sufría una lesión muscular, los médicos siguieron trabajando en él hasta altas horas de la noche: "A las dos de la madrugada estaba haciendo sprints en el pasillo del hotel, quería ponerse en forma a toda costa. Fue muy impresionante, porque en ese momento sufría grandes dolores". El respeto de Matthäus crecía cada día, aunque de todos modos ya era enorme debido a que tuvo que "sufrir" a Rummenigge al comienzo de su carrera como futbolista del Borussia Mönchengladbach. El marcador final en ese partido fue 4-1 para el Bayern, con Rummenigge anotando un hat-trick. "Se suponía que debía detenerlo, y no lo logré, simplemente era demasiado bueno", recuerda Matthäus.

Breitner: "Todos quedaron boquiabiertos"

En el apogeo de Rummenigge, Breitner recuerda con una sonrisa que "una vez conmocionó a toda Sudamérica con una sola declaración". Cuando le preguntaron en una rueda de prensa en 1981 durante un viaje internacional con la selección de Argentina quién era el mejor futbolista del mundo, Diego Maradona o Zico, Breitner respondió: Rummenigge. "Todos quedaron boquiabiertos. Pero todo lo que dije fue que la pregunta era muy fácil de responder".

Beckenbauer: "Un fenómeno excepcional"

Para Rummenigge, el sentido de comunidad que se ha desarrollado en el FC Bayern a lo largo de las décadas es clave: "El 'Mia san Mia' es como una gran familia donde todos se defienden unos a otros". La familia es fundamental para el Director General, que tiene cinco hijos con su esposa Martina ("la persona más importante de mi vida") y cinco nietos, con la perspectiva de convertirse en abuelo por sexta vez en pocos meses. Como siempre, no hará un escándalo por su cumpleaños. "Pero nuestra familia sabe cómo divertirse, créeme".

Con todas las felicitaciones y buenos deseos que está recibiendo Rummenigge con motivo de su 65 cumpleaños, se puede brindar con felicidad. En este caso, las palabras finales pertenecen al 'Kaiser', Franz Beckenbauer: "Karl-Heinz Rummenigge pertenece claramente a todas las listas de los mejores futbolistas de la historia del deporte. En el terreno de juego fue extraordinario, y también es perfecto como persona".

Repasa la impresionante carrera de Rummenigge con nuestra galería de imágenes