Thomas Müller y su aniversario perfecto en la Supercopa

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

¡Así se celebran los aniversarios! En el 3-2 al BVB, Thomas Müller jugó su décima final de la Supercopa de Alemania y se coronó como el máximo ganador de la competición. En el triunfo sobre el Borussia, se destapó como uno de los jugadores más decisivos al superar en un duelo aéreo a Felix Passlack en el 32' para anotar el 2-0 de cabeza.

El inicio soñado

En su primer partido de Supercopa, Müller fue autor del gol decisivo.

Hace unos diez años y un mes y medio de su primer partido en la Supercopa. Fue ante el Schalke 04, un partido que se presuponía complicado desde un principio. En aquel entonces, Müller, inesperadamente, anotó el gol de la liberación en el 75'. El Bayern acabó ganando por 2-0 y el bávaro alzó al cielo la Supercopa de Alemania aquel agosto de 2010. En total, Müller ya lo ha podido hacer en seis ocasiones, las mismas que Mats Hummels.

En el sitio correcto en el momento oportuno

El segundo gol muniqués de la noche: Müller culmina una bella jugada colectiva.

El potente cabezazo de Müller ante el BVB fue su cuarto gol en la competición. El Bayern encerró al Dortmund en el área, Alphonso Davies puso un centro y este encontró a Müller. En el duelo aéreo por el esférico, el alemán de 31 años se elevó más que nadie y cabeceó al palo corto. Podría parecer mentira, pero es el primer gol de cabeza de Müller desde hace dos años. El partido se acabó complicando, pero el Bayern acabó logrando la victoria, gracias también a Müller, líder del equipo sobre el césped. Un aniversario perfecto.

La crónica del partido: