Hainer: "El Mia san mia nos empuja permanentemente hacia adelante"

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

El 15 de noviembre, Herbert Hainer cumplirá su primer año de mandado en el FC Bayern. El club se encuentra en un gran momento. Hainer va a correr a menudo y, durante uno de sus paseos por el Parque Inglés, compartió su futuro con nosotros.

Herbert Hainer es una persona que se levanta muy temprano, aunque su casa situada en el barrio de Schwabing no está demasiado lejos del Parque Inglés. Como apasionado corredor, está contento por este paseo alrededor del parque. Pronto cumplirá un año de mandato con el FC Bayern, y no podía haber ido mejor. El FC Bayern tiene que estár continuamente en movimiento, por lo que le gustó la idea de hacer balance mientras corría por sitios emblemáticos del parque como el Monopteros o la Torre China. Hainer lleva puesta la colección FCB Teamline roja y negra, cuando, de repente, un grupo de alumnos de colegio le reconoce y le pregunta: "¿Dónde juegas?". El presidente ríe: "Me tomo como un cumplido que me tomen por un jugador".

Que Hainer tiene un buen aspecto no pasa desapercibido. Intenta hacer deporte a diario y eso también incluye pasarlo mal de vez en cuando. Por las noches, tras un largo día, volver a salir por la puerta. Es una lucha intenta, comenta. "Pero cuando llegas a casa otra vez, siempre te sientes bien". La mayoría de las veces, esos paseos hacen que a Hainer se le vengan nuevas ideas.

Hainer crea sus discursos durante sus paseos

"Soy un tipo que desconecta cuando sale a correr", reconoce el presidente del consejo de supervisión del Bayern. "Entonces se me viene a la cabeza todo lo posible: Laboral, privado, lo que pasa en el mundo en general. Pienso en las tareas de maána, en cosas que van a veni". A vecer, cuando llega a casa, se dirige directamente a su teléfono móvil para hablar sobre algo que se le ha ocurrido durante su paseo. También escribe notas antes de irse a la ducha. Todos sus discursos se los ha imaginado en su cabeza cuando regresa de correr.

Durante el paseo, afloran los pensamientos sobre su primer año en el FCB: "Fue enormemente conmovedor, con muchos buenos momentos y grandes éxitos. Pero, con el coronavirus, nos encontramos en un estado de excepción desde hace meses en todo el mundo". El Bayern de Múnich le esperan "desafíos económicos nunca vistos", dice Hainer, "aunque, hasta ahora, estoy orgulloso por cómo se ha presentado el club durante esta crisis: trabajamos juntos en salir de esta situación y somos conscientes de nuestra responsabilidad social".

El compromiso social es igual de importante que los títulos

Deportivamente, el FC Bayern se encuentra en la cima: "Pero, al mismo tiempo, seguimos siendo igual de familiares. Hemos iniciado "Roja contra el racismo", hemos apoyado a los clubes amateur de Baviera y estuvimos en el banco de alimentos de Múnich con nuestros jugadores de baloncesto. Todo eso es igual de importante para nuestro club que los títulos que hemos ganado".

Durante la fase final de la Liga de Campeones en Lisboa, el presidente también aprovechó para correr cada día. A la mañana siguiente del 2-8 al FC Barcelona, pensó, sobre todo, en lo mucho que echó de menos a los aficionados. "No vives noches mágicas como esas a menudo. Y si vences al Barcelona por 2-8, a un Barça con Lionel Messi, entonces te sangra el corazón por no haber podido estar ninguún aficionado viviendo esas emociones en directo". A la pregunta sobre su mayor deseo para su segundo año de mandato, Hainer no se lo piensa ni un segundo: "Que los aficionados puedan volver a los estadios".

La promesa de Hainer: Un presidente para todos

Hainer asumió su cargo con la promesa de ser el presidente de todos, no solo de los futbolistas del primer equipo. "Todos en el club son muy activos, todos quieren hacer lograr cosas. Se percibe el gen del Bayern en cada sección", confiesa. Está muy satisfecho con la evolución del equipo de baloncesto, el equipo femenino de fútbol lo invitó una vez a una charla en la cafetería del Campus, algo que fue muy prometedor para el presidente: "Queremos establecernos en los próximos años en lo más alto del fútbol femenino de Europa. Fue muy interesante conocer cómo valoran nuestras jugadoras la situación". Hainer está seguro: El equipo dará aún más que hablar.

El apasionado corredor Herbert Hainer intenta entrenar a diario. Durante su ejercicio, surgen ideas que intenta implementar más tarde.

En el FC Bayern, cada título significa que hay que establecer un nuevo objetivo. Esto es precisamente enormemente tentador, opina Hainer: "Hemos iniciado un proceso estratégico, ya que tenemos que superar muchas cosas en los próximos años: La pandemia, la revolución digital, los desafíos económicos. En general, un deporte que cambia en constante cambio", afirma. "Al mismo tiempo, tenemos que mantener nuestros valores y no podemos perder de vista nuestras raíces. No vamos a abandonar este camino, ya que lo he vivido en mi primer año aquí: Cada uno de los trabajadores ama esta unión familiar. Y exactamente por eso seguimos teniendo éxito".

El ejercicio ha terminado y Hainer no parece haber perdido el aliento. Así es como también hay que ver al Bayern, según su criterio. "Nos gusta ir siempre por delante, marcar el ritmo. Este Mia san mia nos empuja permanentemente hacia adelante".

Fotos: Dirk Bruniecki

 


Temas de este artículo

Comparte este artículo