Franz Beckenbauer: "Gerd Müller es el origen"

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

El martes se celebra el 75 cumpleaños de Gerd Müller, uno de los mejores jugadores de la historia del FC Bayern y del fútbol alemán. Desde 1964 hasta 1979, marcó 1251 goles en un total de 998 partidos con el FC Bayern y sigue siendo el delantero más exitoso en la historia de la Bundesliga con 365 tantos. Franz Beckenbauer fue su compañero de equipo, su compañero de paredes y durante muchos años también su compañero de habitación. Al Káiser se le vienen a la cabeza recuerdos muy especiales con motivo del cumpleaños del "Bombardero de la Nación".

Beckenbauer alaba a Gerd Müller

"Me han preguntado muchas veces qué importancia tiene Gerd Müller para el FC Bayern y el fútbol alemán", dice Beckenbauer, "y mi respuesta es: el fútbol tiene mucho que ver con los goles. No importa lo bien que juegues sin goles, no ganarás. Gerd Müller fue "garantía de gol" por excelencia en la historia del fútbol ". Con los goles del héroe nacional, "el FC Bayern ascendió a estas esferas internacionales en las que se encuentra a día de hoy", explica el ex líbero de clase mundial. "Gerd Müller es el origen. En mi opinión, es el jugador más importante de la historia del FC Bayern. A veces hay clasificaciones: 'Jugador más valioso'. Y ese era él: Gerd era el jugador más valioso. En este sentido también fue el más importante".

Increíble ambición por marcar goles

Gerd Müller fue el autor del gol que hizo a Alemania campeona del mundo en 1974.

La forma en la que marcaba los goles era increíble, recuerda el Káiser. Müller tenía "esa voluntad incondicional de querer anotar. Iba tan lejos que incluso derribaba a su propio compañero en el fervor del remate. Aún recuerdo: el partido inaugural del Estadio Olímpico de Múnich contra la URSS. Uli Hoeneß ya estaba solo frente a la línea de gol, y de repente Gerd se adelantó desde atrás y metió al balón y a Uli dentro de la portería. Era su gol, eso era importante para él".

La mentalidad de Müller

Gerd Müller se abrió camino e incluso lideró al FCB como capitán tras la marcha de Franz Beckenbauer.

Tan importante como sus goles era su mentalidad, su despreocupación. "Todos teníamos preocupaciones antes de un partido, Gerd no quería saber nada al respecto", dijo Beckenbauer. "Entonces siempre decía en su dialecto: '¡Oh, basta, les venceremos, es fácil!" Gerd fue quien me dio la tranquilidad que necesitaba. Nunca fui alguien que tuviera grandes dudas, pero si alguna vez tuve la preocupación de que algo pudiera salir mal, Gerd se encargaba de borrar esos pensamientos: '¿Qué debería pasar, Franz? ¡Podemos hacerlo!'".

Imparable incluso durante el entrenamiento

A pesar de todo, "a veces estaban realmente enfadados con él" durante los entrenamientos, dice Beckenbauer con una sonrisa: Porque allí también marcaba goles. "Lo que hizo con nosotros fue básicamente un insulto, pensamos. A veces, Katsche Schwarzenbeck y yo nos dijimos: hoy no nos importa, hoy le daremos una paliza si es necesario. Y, sin embargo, nunca lo atrapamos: siguió corriendo hacia la meta solo. Si no hubiera visto a Gerd de cerca todos los días, no me lo hubiera creído".

Buenos amigos para siempre

Ya sea luchando por puntos o en programas de televisión: Gerd Müller y Franz Beckenbauer vivieron casi todo juntos en el FCB.

El propio Franz Beckenbauer fue uno de los más grandes del fútbol mundial y apunta: "Tuve mucha suerte de poder jugar con Gerd Müller, y también de compartir habitación con él durante muchos años. No éramos solo compañeros de equipo, éramos amigos para siempre. Gerd era como un hermano para mí. Estoy seguro de que la gente seguirá hablando de Gerd Müller dentro de 100 años. Y aún se sorprenderán de cómo hizo todas sus goles. Era un fenómeno".

Los pasos del Káiser - aquí puede ver nuestro documental sobre el gran Franz Beckenbauer:


Comparte este artículo