9 momentos que muestran porqué Lewandowski ha sido el mejor futbolista del mundo en 2020

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Lo que Robert Lewandowski ha logrado en el 2020 es casi increíble. El polaco estuvo involucrado en la friolera de 52 goles (40 goles, 12 asistencias) hasta el 4 de diciembre. Con ello, tuvo una participación nada despreciable en la consecución del quintuplete y fue nombrado, con razón, Futbolista del Año de Alemania y de Europa. Como resultado, también está nominado para la elección del mejor futbolista del mundo. Hemos recopilado nueve momentos en los que Lewandowski demostró por qué fue el mejor futbolista de 2020.

A la votación

1. Importantes y bonitos goles

Robert Lewandowski marcó el importantísimo 1-0 o el gol decisivo en un partido incontables veces en este año. Así también fue el 16 de julio en Bremen. Tras una fantástica recepción del balón con el pecho, el delantero metió el balón en la red para adelantar en el marcador a los de Múnich. Eso convirtió al Bayern en campeón de liga.

2. Delantero completo

En la victoria por 5-0 ante el Eintracht Frankfurt del 24 de octubre, el polaco demostró que es un delantero absolutamente completo. Primero marcó con la izquierda, luego después de un saque de esquina con la cabeza y un poco más tarde con la derecha: el triplete perfecto.

3. Jugador de equipo con increíble técnica

Antes del inicio de la temporada contra el Schalke el 18 de septiembre, Robert Lewandowski fue nombrado Futbolista del Año en Alemania. En la siguiente victoria por 8-0, demostró por qué. El polaco marcó y sirvió dos goles más, incluido uno de rabona técnicamente perfecta, como se muestra en la imagen. El partido fue un símbolo de la incansable labor de Lewandowski para el equipo. El número 9 del Bayern se mueve mucho en el campo y tiene buen ojo para los compañeros.

4. Coraje para desafiar lo extraordinario

En la final de copa ante el Leverkusen el 4 de julio, el polaco se superó a sí mismo. En el minuto 59, Lewandowski bajó de las nubes a la perfección un despeje largo de Manuel Neuer y luego disparó el balón casi directamente desde unos 30 metros hacia la portería. El portero Lukáš Hrádecký estaba completamente sorprendido, no pudo detener el balón y así fue el 3-1 para FCB. El valor de Lewandowski fue recompensado y demostró que el delantero podría lograr casi cualquier cosa. En la fase final, puso el 4-1 con un técnicamente fino globo. Una vez más, tuvo una grandísima parte en el título.

5. Increíble instinto de gol

Robert Lewandowski sabe exactamente dónde situarse. Lo demostró, entre otras cosas, en la victoria por 3-2 ante el Paderborn el 21 de febrero, cuando solo tuvo que rematar el gran pase de Serge Gnabry. La red siseó una vez más. La anticipación y una perfecta comprensión del juego siempre ponen al punta en la posición correcta.

6. Seguro de vida del FCB

El Bayern siempre pudo confiar en una cosa en 2020. Si las cosas no iban bien, Lewandowski todavía estaba allí. El 4 de octubre, el conjunto muniqués no tuvo el mejor día contra el Hertha BSC y desperdició dos veces sendas ventajas. Pero en el tiempo de descuento, Lewandowski ganó el partido convirtiendo un penalti con seguridad. Fue su cuarto gol de esa noche: ¡el Bayern ganó 4-3!

7. Los parones le hacen mejor

Muchos se preguntaron si Lewandowski podría mantener su fuerte forma después del parón por el corona. La respuesta fue clara: cuando se reinició ante el Union Berlin, inmediatamente volvió a marcar. Incluso cuando se reanudó la Liga de Campeones, el polaco volvió a estar allí de inmediato. En la victoria por 4-2 sobre el Chelsea, tras otro parón de un mes, el polaco marcó un doblete y dio otros dos goles. Parecía que Lewandowski estaba mejorando cada vez más.

8. De cabeza

El Bayern y, por supuesto, Lewandowski nunca olvidarán la actuación de gala en la victoria por 8-2 en cuartos de final ante el FC Barcelona el 14 de agosto. El 1-0 de Thomas Müller fue servido por el nueve y en el minuto 82 se encargó de marcar de cabeza el que era el 6-2.

9. Siempre aparece en los grandes partidos

En el último clásico ante el Borussia Dortmund, Lewandowski volvió a demostrar sus increíbles habilidades. De una situación casi imposible, cabeceó un centro de Lucas Hernández para poner el 2-1 junto al segundo palo. Ni siquiera un experto en el juego aéreo como Mats Hummels pudo hacer algo al respecto. Lewandowski entregó el pase decisivo en el decisivo 3-1.

Con vuestro voto, podéis ayudar a Lewandowski, Neuer y Hansi Flick a ganar el premio en The Best FIFA Football Awards:


Temas de este artículo

Comparte este artículo