La victoria en Leverkusen culmina un año digno de película de Hollywood

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

El último partido del año ofreció a los aficionados del Bayern otro momento realmente emocionante. En el último minuto del tiempo de descuento, Robert Lewandowski golpeó el balón hasta el fondo de la red para vencer 2-1 al Leverkusen. Como consecuencia, el gran campeón alemán finalizó 2020 como líder de la Bundesliga. "El hecho de marcar el gol de la victoria en el último segundo encaja en la película de Hollywood de nuestro año 2020", dijo Thomas Müller, encantado con el maravilloso acto final.

El FCB demuestra su capacidad de resistencia

Lewandowski cabecea un centro de Müller para anotar el gol del empate.

El conjunto muniqués tuvo problemas para entrar al partido en el BayArena, principalmente debido al fuerte comienzo del Leverkusen. "Hay que quitarse el sombrero, juegan muy bien al fútbol", dijo Hansi Flick alabando al oponente. El Bayern se puso por detrás en el marcador en el minuto 14, pero regresó poco antes del descanso con el primer gol de la noche de Lewandowski. "Eso demuestra nuestra capacidad de resistencia", apuntó Müller.

La voluntad del equipo se ve recompensada

Desde ese momento, el Bayern apretó y presionó en busca del gol de la victoria. "Queríamos ganar a toda costa. Se percibió que el equipo tiene esa voluntad", dijo Flick, quien durante el partido dio entrada a Joshua Kimmich, que ha estado lesionado durante un largo periodo de tiempo. Y por supuesto, fue él quien recuperó un balón decisivo para asistir a Lewandowski de tal manera que el polaco pudo rematar cómo él sabe para dar el triunfo al Bayern. "Fue un gol y una victoria importante", dijo en pocas palabras el mejor futbolista del mundo.

Un final perfecto para el 2020

"Queríamos demostrar que somos el mejor equipo de Alemania", dijo Müller. El vigente campeón consiguió lo que se propuso, así que podrá disfrutar revisando la tabla de clasificación durante los días libres: el FCB está en lo más alto. "Es el final que todos deseábamos para este fantástico año", dijo Flick satisfecho. Él y su equipo tienen ahora alrededor de una semana para despejarse. Más tarde, volverán los entrenamientos para centrarse en los nuevos objetivos. Después de todo, el Bayern está lejos de sentirse saciado. "Seguiremos trabajando duro", prometió Müller a la afición, que tendrá que esperar hasta 2021.

Kingsley Coman se lesionó en Leverkusen, pero afortunadamente, todo quedó en un susto.