El Bayern, con moral y mentalidad para vencer al Mainz

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Con la 'A' de 'Adabei' o con la 'Z' de 'Zwiderwurzen', podemos encontrar algunos términos en el diccionario bávaro que rara vez se usan en países de habla alemana. Mientras que "Adabei" describe a un entrometido, un "Zwiderwurzen", por ejemplo, es alguien a quien comúnmente se le llamaría gruñón, aunque al gran FC Bayern no se le describiría así actualmente a pesar de su estrecha relación con el idioma bávaro. Esto se debe principalmente a que existe otra palabra más que resulta desconocida para los muniqueses: "Rendirse".

Con mayor agresividad en los duelos divididos, el Bayern volvió al partido ante el Mainz tras la pausa.

Si aún hay alguien que no era consciente de ello, solo tiene que ver la actuación del gran campeón alemán contra el Mainz para tener claro que estaban equivocados. "Forzamos la victoria con mentalidad", fue el resumen de las palabras de Hansi Flick después de que su equipo consiguiera vencer 5-2 al equipo del Rin-Hesse, a pesar de ir perdiendo 0-2 en el descanso y gracias a una brillante remontada.

Remontadas sin precedentes

Sin embargo, no ha sido la primera vez en esta temporada que el Bayern se ha visto obligado a realizar tal demostración de fuerza. En los últimos ocho partidos de la Bundesliga, el Bayern comenzó perdiendo, pero también por primera vez en la historia de la máxima competición alemana, consiguió no caer derrotado e ninguno de esos ocho encuentros consecutivos a pesar de comenzar por detrás en el marcador. "Lo importante para nosotros es que mostráramos una reacción y marcar goles", explicó Leroy Sané, el hombre que consiguió empatar 2-2 a los 55 minutos.

Leroy Sané anotó igualó el marcador 2-2 en el minuto 55.

Contra el Mainz, ir perdiendo 2-0 en el descanso complicó la tarea un poco y la hizo aún más difícil, como lo demuestra el hecho de que el Bayern tuvo que darle la vuelta a una desventaja de dos goles tras el descanso por primera vez desde un 4-3 logrado contra el Leverkusen en mayo de 1988. "Volvemos y no paramos. Estamos decididos a remontar cuando estemos por detrás", continuó Sané. Afortunadamente, el FCB pisó el acelerador en la segunda mitad y sacó a relucir su faceta más ofensiva.

Confianza en el ataque

Gracias a cinco goles en poco más de 30 minutos, el vigente campeón aumentó su particular cuenta anotadora en esta temporada a 44 tantos; solo el Bayern ha registrado más goles en la historia de la Bundesliga después de 14 partidos, sucedió en la temporada 1976/77 (48) . "Sabemos que podemos darle la vuelta al partido", dijo Joshua Kimmich, que inició la remontada del FCB tras hacer el 1-2 en el minuto 50.

Para nosotros era importante mostrar una reacción, continuó Kimmich, que aún estaba un poco molesto por el desarrollo del partido: "Sin embargo, nuestro objetivo debe ser, naturalmente, que en algún momento volvamos a empezar ganando el partido y que saquemos victorias más fácilmente. Por eso siempre se necesita mucha energía". Quién sabe, tal vez los bávaros pronto descubran un equivalente a "victoria soberana a cero" en su diccionario.

Declaraciones tras la victoria 5-2 ante el Mainz: