Incombustible y abrelatas: Müller, el hombre del partido ante el Schalke

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

"¡Müller juega siempre!" Con esta frase, el técnico Louis van Gaal convirtió a Thomas Müller en un jugador habitual. Y en 2021, más de diez años después, esta afirmación sigue siendo cierta. En la victoria por 0-4 ante el Schalke, Müller estuvo en la alineación titular por 18ª vez esta temporada. El jugador de 31 años es el único jugador de campo de los campeones récord al que se le ha permitido jugar en todos los partidos de la Bundesliga desde el principio.

Müller habla, organiza y marca

Una vez más, el delantero devolvió la confianza de Hansi Flick y demostró su importancia para el juego de los muniqueses. Se dirigió en voz alta a sus compañeros, los organizó y los empujó. En el minuto 33, él mismo fue el autor del gol de la merecida ventaja y, poco antes del final (88), marcó su segundo gol del día, ambos de cabeza, ambos a pase de Joshua Kimmich. "Actualmente me va muy bien de cara a portería", dijo Müller, satisfecho tras el pitido final.

El estado de ánimo en el campeón del mundo de 2014 era excelente, después de todo, tras el de Leipzig y Bielefeld, fue su tercer doblete de la temporada. "Marcar goles siempre es divertido", resumió. Mientras que en el 0-1 remató libre frente a Ralf Fährmann y no le dio ninguna oportunidad al arquero, tuvo que usar toda su rutina en el 0-3. El número 25 se impuso con fuerza ante Matija Nastasić en el duelo de cabeza y luego cabeceó el balón a la esquina lejana. "Aprendí eso de ti", bromeó mientras lo celebraba con Robert Lewandowski.

Presencia total para el equipo

Una vez más, Müller no rehuyó los duelos ante el Schalke, como aquí contra Mark Uth.

"Un gol como el segundo no me pasa con mucha frecuencia. Pero estoy trabajando para hacerlo más a menudo", dijo Müller después. En general, el nueve veces campeón de liga alemana trabaja mucho en el campo y tuvo el segundo mayor kilometraje ante el Schalke después de Kimmich (12,3 km) con más de once kilómetros.

Grandes cifras

Müller no solo juega siempre, sino que siempre cumple. El domingo ya marcó su octavo y noveno gol de la temporada. Con ello ya ha anotado con más frecuencia que en toda la temporada anterior. También ha aportado nueve asistencias y es, por tanto, junto a Kimmich, el mejor asistente de la liga. Esta es precisamente la razón por la que Flick, al igual que su predecesor holandés Van Gaal, no quiere prescindir de su incombustible.

Aquí puede leer todas las declaraciones del partido ante el Schalke:


Comparte este artículo