Lewandowski y la pulla de Goretzka en el momento correcto

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Una de las especiales habilidades que distingue a un jugador de clase mundial como Robert Lewandowski es motivarse una y otra vez incluso después de los mayores éxitos, pero a veces la pulla de un compañero de equipo es suficiente para darle al excepcional punta polaco un plus para un alto rendimiento.

Difícil de contar con una mano: el gol de Lewandowski en el partido en casa contra el Hertha BSC a principios de octubre.

Antes del duelo de la primera vuelta contra el Hertha BSC, este papel recayó en Leon Goretzka. "Le dije antes del partido que si ves lo que están haciendo los otros muchachos, tienes que empezar a encendetse muy lentamente. Creo que se sintió aludido", dijo el internacional alemán con una sonrisa tras el pitido final. Lewandowski, el máximo goleador en tres competiciones diferentes en la temporada anterior, ya había demostrado su potencial goleador por entonces, pero todavía estaba detrás de los principales delanteros de la Bundesliga con solo un gol en los dos primeros partdos.

Un póker como respuesta

Pero gracias al empujón verbal de Goretzka, el futuro merjo futbolista del mundo explotó en la jornada 3 y anotó un póker de goles ante los capitalinos. Lewandowski marcó todos los goles del Bayern en la victoria por 4-3 ante el Hertha y tuvo la última palabra en el abierto intercambio de goles en el Allianz Arena con su penalti convertido en el tiempo de descuento. Por cierto, el jugador de 32 años también se catapultó en la lista de máximos goleadores, que ahora ha vuelto a liderar desde mediados de octubre.

Aguantó la presión: Lewandowski marcó el gol de la victoria contra el Hertha BSC con un gol de penalti en el tiempo de descuento (90+3').

Antes del próximo encuentro con los berlineses el viernes por la noche (20:30 CET), Lewandowski está ahora en plena forma: últimamente ha marcado en nueve partidos seguidos de la Bundesliga y estableció un nuevo récord en la máxima división alemana con 24 goles en 19 jornadas. En su estado actual, Lewandowski es visto por muchos como un candidato prometedor para batir en mayo el récord histórico de los 40 goles de Gerd Müller en la temporada 1971/72. Y con un objetivo tan grande en mente, el polaco probablemente no necesite ninguna motivación adicional de sus compañeros.

Si quiere marcar muchos goles, necesita buenas asistencias, al igual que Lewandowski en el Bayern: