10 momentos especiales en la carrera de Lothar Matthäus

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Campeón del mundo, campeón de Europa y numerosos títulos con el FC Bayern. Lothar Matthäus está considerado uno de los mejores futbolistas alemanes de todos los tiempos. El domingo, el ex capitán del Bayern celebra su 60º cumpleaños. En su vida hasta ahora, el balón ha jugado un papel muy importante. "Básicamente en 58 de mis ya 60 años de vida todo ha girado en torno al fútbol, y eso me hace feliz. Ha sido fútbol, siempre fútbol", así lo describe el propio Matthäus en una entrevista con la revista "51". Con motivo de su cumpleaños, fcbayern.com repasa 10 momentos especiales del legendario diez.

1. Debut con el Gladbach a los 18 años y título con la selección nacional.

Matthäus jugó 197 partidos con el Gladbach y marcó 48 goles.

En 1979, a la tierna edad de 18 años, Lothar Matthäus pasó del club de su ciudad natal, el 1. FC Herzogenaurach, al Borussia Mönchengladbach de la Bundesliga. Rápidamente se convirtió en un habitual a las órdenes de su impulsor y entrenador Jupp Heynckes. Gracias a sus buenas actuaciones con los Potros, el joven entró en la convocatoria de la Mannschaft para la Eurocopa de 1980, donde ganó su primer gran título. En 1984, Matthäus decidió fichar por el FC Bayern. Su último partido con el Borussia fue contra su nuevo club en la final de la Copa DFB. Como el resultado fue de 1-1 después de 120 minutos, el título se decidiría en la tanda de penaltis. Matthäus falló desde el punto de penalti y tuvo que posponer su búsqueda del título hasta después del verano.

2. Primer título nacional tras su paso por el FCB

Después de ganar la final contra el VfB Stuttgart, Lothar Matthäus celebra la victoria de la copa en las catacumbas del Estadio Olímpico de Berlín.

En el FC Bayern, Matthäus se convirtió inmediatamente en el motor y el creador de juego del equipo dirigido por el entrenador Udo Lattek. Ya en el primer partido de liga marcó un gol en la victoria por 3-1 contra el Arminia Bielefeld. A partir de la segunda jornada, el FCB se situó en lo más alto de la tabla y no abandonó esta posición. Después de que Matthäus no pudiera celebrar ningún título en el Gladbach, el centrocampista se convirtió rápidamente en campeón en su primera temporada en el FCB. Al año siguiente ganó el doblete de liga y copa con los bávaros. La copa incluso se defendió por segunda vez al año siguiente. Matthäus se convirtió cada vez más en un jugador de nivel internacional y despertó el interés de muchos clubes. En 1988, asumió un reto en Italia y fichó por el Inter de Milán.

3. Matthäus lleva a Alemania al título de Campeón del Mundo en 1990

En la final de Roma, los equipos estaban comandados por los dos mejores futbolistas de la época: Lothar Matthäus y Diego Maradona. Matthäus recibió el trofeo tras la victoria 1-0 contra Argentina.

En el Inter, Matthäus se convirtió por fin en un jugador de talla mundial y lo demostró en el mayor escenario futbolístico posible en 1990. En el Mundial de Italia, la selección alemana, liderada por su destacado número 10, se alzó con el título. Matthäus lideró el centro del campo, marcó cuatro goles -entre ellos el de larga distancia contra Yugoslavia que fue elegido Mejor Gol del año- y capitaneó al equipo en la victoria sobre la Argentina de Diego Maradona en la final. El futbolista nacido en Franconia Media había llegado al Olimpo del fútbol.

4. El mejor jugador del mundo, y otros premios

En 1991, la FIFA concedió por primera vez el título de "Jugador Mundial del Año" y el nombre de Lothar Matthäus quedó grabado en el trofeo. En 2012, Matthäus donó algunos de sus premios al Museo del FC Bayern.

Sus actuaciones en el Inter y con la selección crearon entusiasmo y admiración tanto a nivel nacional como internacional. Con toda la razón, Matthäus fue galardonado como mejor futbolista del año en Alemania en 1990 y recibió el Balón de Oro como mejor futbolista de Europa. También se le concedió la Hoja de Laurel de Plata (máxima distinción deportiva de Alemania). La guinda del pastel llegó en 1991: Matthäus recibió el primer premio al Jugador Mundial de la FIFA. Hasta el día de hoy es el único ganador alemán.

5. 1992: Regreso al FCB con fuerza

Tras ganar un título de liga (1988) y la Copa de la UEFA (1991) con el Inter, el franconiano regresó al FC Bayern en 1992. Su reaparición se retrasó un poco por una rotura del ligamento cruzado sufrida en Italia en abril, pero Matthäus no tardó en volver a demostrar su clase. Su primer gol tras su regreso, una volea desde unos 20 metros contra el Leverkusen en noviembre con la que volvió a lograr el reconocimiento de Mejor Gol del año.

6. Matthäus reemplaza a Beckenbauer como el internacional alemán con más partidos

Antes del duelo con Brasil, Matthäus fue obsequiado con flores, pero en el campo no recibió nada.

También en la selección nacional, Matthäus siguió siendo el motor del equipo. El 17 de noviembre de 1993, en una victoria por 2-1 sobre Brasil, jugó su partido internacional número 104, reemplazando a Franz Beckenbauer como el futbolista con más internacionalidades de Alemania. Hasta su retirada de la selección en el año 2000, Matthäus jugó la friolera de 150 ocasiones con el águila en el pecho, una cifra que nadie a superado a día de hoy. Jugó su primer y último partido internacional en una Eurocopa. En total, participó en cinco Copas del Mundo y cuatro Campeonatos de Europa.

7. 1996: sensacional regreso y título histórico

Matthäus estuvo ausente durante casi un año desde diciembre de 1995 hasta noviembre de 1996 debido a una lesión y luego regresó rápidamente. La recompensa fue el segundo triunfo de la Copa de la UEFA en su carrera.

Una rotura del tendón de Aquiles hizo que Matthäus, que ahora jugaba como líbero en lugar de como centrocampista, se perdiera la segunda mitad de la temporada 1994/95. La ausencia de su líder se hizo notar y el Bayern sólo se clasificó para la Copa de la UEFA. Debido a su edad, en ese momento de 34 años, muchos no confiaban en un gran regreso, pero el diez no tardó en recuperar su antiguo nivel de rendimiento. Matthäus regresó a los terrenos de juego en la jornada 14 de la temporada 1995/96 y el Bayern estuvo los siguientes cuatro partidos de liga sin recibir goles en contra. El título de campeón no pudo lograrse, el BVB no cedió el primer puesto, pero el equipo muniqués puso el foco en la competición internacional. Matthäus condujo al FC Bayern al primer triunfo en la Copa de la UEFA de la historia del club en 1996.

8. 1999: Amarga derrota deportiva y destacado homenaje

En 1999, Matthäus estuvo a punto de conseguir la copa, pero se la arrebataron en el último segundo. Sin embargo, este año fue galardonado de nuevo por su excelente rendimiento.

Sin embargo, uno de los mejores jugadores alemanes de todos los tiempos no pudo triunfar en la categoría reina. Matthäus estuvo más cerca que nunca del trofeo en 1999, pero la final de Barcelona fue finalmente una dramática derrota ante el Manchester United. El líbero fue sustituido con el 1-0 en el minuto 80 y tuvo que ver desde el banquillo cómo el equipo inglés le arrebataba el trofeo con dos goles en el tiempo añadido. No obstante, Matthäus realizó una temporada extraordinaria y fue nombrado mejor futbolista alemán del año por segunda vez en su carrera, ¡a los 38 años!

9. ¡Servus, Lothar!

Una victoria contra el Real Madrid, fuegos artificiales y el cariño de la afición: la despedida de Lothar Matthäus del FC Bayern no pudo ser mejor.

El 8 de marzo del 2000, Matthäus jugó por última vez con el FC Bayern. Y como no podía ser de otra manera, se trataba de un enfrentamiento en la Champions League contra el Real Madrid. El FCB ganó 4-1 y Matthäus fue sustituido en el minuto 90 entre grandes aplausos de los aficionados que asistieron al Estadio Olímpico. Después de 410 partidos y 100 goles con la camiseta roja, incluyendo siete campeonatos, tres copas y el triunfo en la Copa de la UEFA, llegó el momento de decir adiós. El ex futbolista de clase mundial y capitán del FCB recibió una despedida digna con fuegos artificiales y grandes carteles en la Südkurve.

10. Siempre fiel al fútbol y al Bayern

A continuación, Matthäus se trasladó al New York Metro Stars de la MLS. Con el equipo de la Gran Manzana llegó a los playoffs e incluso fue convocado por Erich Ribbeck para el Campeonato de Europa 2000. A principios de 2001, el campeón del mundo de 1990 puso fin a su impresionante carrera. Pero el brillante futbolista se mantuvo fiel a su deporte. "El fútbol forma parte de mi vida tanto como el comer y el beber", así describe su pasión el jugador con más internacionalidades de Alemanai. Durante los diez años siguientes, trabajó como entrenador del Rapid de Viena, del Partizán de Belgrado y de las selecciones nacionales de Hungría y Bulgaria, entre otros. Durante este tiempo, Matthäus también tuvo éxito y se convirtió, por ejemplo, en campeón de Serbia y Austria. Desde 2011, ha estado activo principalmente como comentarista de televisión y se le puede ver regularmente en las transmisiones de fútbol. También viaja por el mundo como embajador del FC Bayern. Matthäus demuestra regularmente en los partidos del FC Bayern Legends que todavía tiene mucho que ofrecer con el balón y que la camiseta del gran campeón alemán le sigue sentando de maravilla.

En la entrevista concedida a la revista "51", Matthäus habla de la actualidad del Bayern y del legendario "Asunto del Jardinero" de Uli Hoeneß: