Gracias, Jérôme Boateng - Diez años de pasión por el FC Bayern

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Es un líder, un ganador, un creador de juego, y ha dejado su huella en el FC Bayern durante una década: Jérôme Boateng ha jugado 362 partidos oficiales (diez goles) con la camiseta del histórico campeón alemán, y el sábado, en el partido en casa contra el FC Augsburg, podría sumar uno más. De esta forma, el número 17 del FCB pone fin a su etapa como futbolista del conjunto bávaro después de diez años. Como bicampeón del triplete, el central ha desempeñado un papel fundamental en la que quizá sea la generación más exitosa de la historia del club en las últimas temporadas. El FC Bayern dice desde lo más profundo de su corazón: ¡Gracias Jérôme!

Parte de la historia del FC Bayern

"Estoy increíblemente orgulloso de haber formado parte de la historia aquí, de haber podido jugar tantos partidos, de haber conocido a tantos amigos y de haber podido disfrutar del fútbol con el FC Bayern", dijo el jugador de 32 años al despedirse, refiriéndose al que posiblemente sea el capítulo más importante de su carrera futbolística. "Estoy agradecido al club y a cada una de las personas que están aquí por permitirme vivir este momento increíble". Sin embargo, ahora ha llegado el momento de dar el siguiente paso: "Tenía claro que en algún momento llegaría este momento. Así soy yo como persona. Necesito un nuevo reto. Experimentar cosas nuevas, probarme de nuevo, es increíblemente importante para mí".

La aventura de Boateng en el FC Bayern comenzó en el verano de 2011, cuando se trasladó al Isar procedente del Manchester City. "Rápidamente me sentí como en casa", recuerda el berlinés. Como gran defensor, fuerte en los balones aéreos y sólido en los duelos de uno contra uno, Boateng se ganó rápidamente un puesto fijo en el FCB y se convirtió también en un factor decisivo en la construcción del juego: sus balones largos en profundidad, jugados con precisión milimétrica, siempre fueron efectivos, sobre todo contra los rivales bien replegados atrás.

Productor de 'Mr. Wembley'

Con un pase largo sobre Franck Ribéry, Boateng inició el gol de la victoria por 2-1 de Arjen Robben en la final de la Champions League 2013.

Mr. Wembley, Arjen Robben, sigue agradeciendo a Boateng el "precioso pase a Franck Ribéry en la final de la Champions League". En la final de 2013 contra el Borussia Dortmund, el defensa contribuyó a iniciar el gol de la victoria del holandés (2-1) con un balón en largo desde 50 metros. "Por supuesto, fue de mucha clase lo que hicieron los dos. Pero evidentemente, me alegré mucho de que yo fuera el que inició todo", recordó Boateng. Pero aquel pase no iba a ser el último de este tipo para ganar un título. El verano pasado, asistió a Robert Lewandowski en Bremen (1-0) para que el polaco marcase el gol decisivo para lograr el 30º campeonato alemán.

En diez años, Boateng ha conseguido la increíble cifra de 24 trofeos con el Bayern y también recibió numerosos premios individuales. En 2016, por ejemplo, fue nombrado miembro del Equipo del Año de la UEFA y también Futbolista del Año de Alemania. "Estoy emocionado y orgulloso de haberlo conseguido como defensa, pero por supuesto no podría haberlo hecho sin jugar en un equipo tan grande", revela con modestia este gigante defensa de 1,90 de altura. También dijo que ha podido aprender un par de cosas de sus compañeros de equipo: "Intento empaparme de todo, no copiarlo, sino preguntarme por qué ha llegado a ser tan bueno en esta área".

Campeón - dentro y fuera de la cancha

Los dos triunfos de Boateng en la máxima competición continental no serán olvidados en la colección de títulos de Boateng. El campeón del mundo de 2014 ve claros paralelismos entre ellos. En ambas ocasiones "salió de un pequeño agujero" en su camino hacia el trono de Europa. Para Boateng, lo que significó perder en casa un año antes contra el Chelsea en 2013, fue similar a los meses de lesiones y contratiempos personales antes del triunfo en Lisboa 2020. "Para demostrar: Este es mi verdadero yo. Este soy yo cuando estoy realmente en forma", fue importante para el veterano futbolista.

Esa voluntad incontenible es lo que define a Boateng. "Es parte de mi mentalidad. Odio perder en el campo. Mis compañeros de equipo son como mi familia dentro del terreno de juego, e intento protegerlos", subraya el nueve veces campeón de Alemania. Boateng también es un campeón fuera del terreno de juego, donde defiende a sus compañeros, especialmente en el tema del racismo. Según Boateng, el racismo "sigue estando demasiado presente, y hay que seguir trabajando contra él y no mirar hacia otro lado".

Gracias a otros jugadores

En diez años, ha habido mucho que celebrar con los compañeros: Aquí, Boateng y Lucas Hernández celebran la obtención del campeonato alemán en 2020.

Las cualidades de liderazgo de Boateng no sólo beneficiaron a sus compañeros de equipo: "Durante el tiempo que estuvimos juntos en el centro de la defensa, pude aprender mucho de ti y llevármelo conmigo", expresó David Alaba agradeciendo a su compañero su largo viaje juntos. Alphonso Davies también le dijo a Boateng "gracias por todo lo que me has enseñado. Eres un verdadero líder, me tomaste bajo tu protección, me enseñaste cómo se hace".

Durante diez años, Boateng fue sinónimo de corazón, de alma y de pasión por sus compañeros de equipo, por el FC Bayern y por sus aficionados. Todos los implicados lamentan que su último partido con el gran campeón alemán no pueda tener lugar en el Allianz Arena, con las entradas agotadas. Habría merecido la pena escuchar una vez más a 75.000 gargantas gritando: ¡Gracias, Jérôme!

Con motivo de la despedida de Jérôme Boateng, fcbayern.com emitirá el miércoles a partir de las 18:30 CEST el gran documental sobre el defensa.


Comparte este artículo