presentada por
Buscar Fill-1
Menú
Augenthaler, Élber, Loch

Los entrenadores del FC Bayern World Squad en acción

Increase font size Tamaño de letra

Los jóvenes futbolistas de todo el mundo sueñan con el mismo sueño: convertirse en profesionales. El FC Bayern quiere apoyarlos, y ha ojeado una selección sub-19 con talentos de todo el mundo.

Klaus Augenthaler sacude la cabeza. "Giovane, ¿qué estás traduciendo? Yo digo dos frases y tú hablas durante diez minutos". Élber sonríe y se encoge de hombros disculpándose. Sólo quiere hacerlo bien, se nota que los jovenes talentos están cerca de su corazón. "Tener una oportunidad como ésta es un sueño para los chicos", dice Élber. ¿Qué quiere decir? El FC Bayern World Squad, un equipo sub-19 con 15 jugadores de 15 naciones que el campeón récord alemán está reuniendo con Volskwagen. "Todo el mundo debería poder ponerse en contacto con el FC Bayern", explica Christopher Loch, que lleva años trabajando para el FC Bayern como entrenador internacional de jóvenes. Si el corona lo permite, están previstos varios amistosos en verano, entre ellos un destacado partido contra los sub-19 del FC Bayern en el marco de una concentración en Múnich. Tras una convocatoria a través de los canales digitales, se recibieron más de 1.200 solicitudes de vídeo procedentes de 65 países: desde Bangladesh a la India, pasando por Georgia, Siria y Togo, hasta Colombia y Canadá. En la fase final de selección quedan 38 chicos. El seleccionador Augenthaler y Loch los examinarán en persona a principios de mayo. Para los candidatos de Brasil, se ha añadido Élber.

¡Escalera al cielo! El sueño de los jóvenes futbolistas es poder entrar algún día en el Allianz Arena por el túnel de los jugadores como profesionales.

El trío se sienta en una sala de reuniones en el campus del FC Bayern. Observan una gran pantalla en la se conecta uno a uno con los jóvenes por videollamada. Normalmente, en tiempos sin pandemia, el equipo de Múnich habría ido a verlos en persona en los entrenamientos de captación. Pero ahora todo lo que tienen para la exploración son videoclips, a veces de menos de un minuto de duración. ¿Cómo se supone que van a tomar una decisión sobre quién entra en el equipo y quién no? Incluso en los vídeos se ven bien algunas cosas, dice Loch. ¿Cómo se mueve un jugador? ¿Cómo de rápido es? ¿Cómo maneja el balón? También es importante prestar atención al rival, dice. "Porque a veces un jugador parece bueno también porque el rival es malo". Eso lo pone en perspectiva.

El sueño de una gran carrera en Europa

Pero también es importante que el Bayern hable con cada uno de los candidatos. Eso funciona a pesar del corona, la tecnología digital lo hace posible - y por eso ahora se sientan juntos. "Si miras a los chicos a los ojos, ves que lo dicen de verdad. Que quieran hacer realidad este sueño", dice Augenthaler. ¿Dónde juegan al fútbol? ¿Qué posición? ¿Qué hace la escuela? ¿Y por qué quieren formar parte del FCB World Squad? Este es el tipo de preguntas que responden los candidatos. "¿Quién no conoce el Bayern?", dice Diego, de Jaboatao dos Guararapes, en el noreste de Brasil. Para el joven de 16 años, "lo mejor sería ir a Múnich, conocer otra cultura, otro idioma, otros métodos de entrenamiento". Augenthaler quiere saber si ha viajado antes. Diego sacude la cabeza. "No hay problema", dice Augenthaler y empieza a reírse: "Cuando era joven, yo tampoco salía casi nunca de la Baja Baviera". El conocimiento une: Casi 50 años y más de 7.000 kilómetros separan a la leyenda y al talento, y sin embargo tienen algo en común. "También soñaba con ser futbolista profesional cuando tenía 15 o 16 años", dice Augenthaler. "Para muchos de los chicos, el fútbol es una forma de salir de las circunstancias difíciles. Ese elemento humano es lo que hace que el World Squad sea de categoría mundial".

Klaus Augenthaler
"Para muchos chicos, el fútbol es una forma de salir de circunstancias difíciles".

Élber también se siente cerca de los talentos de su tierra. "Me recuerdan a mí mismo cuando tenía su edad", dice el legendario delantero del FCB. Élber jugaba entonces en el equipo juvenil del FC Londrina. "Un día vino el presidente y me dijo que nos íbamos a Milán. No podía creerlo. Acababa de cumplir 18 años, no había jugado ni un solo partido como profesional en Brasil, y de repente estaba entrenando con Gullit, van Basten, Rijkaard, Baresi". Su paso directo de la cantera a un club de Europa, sin hacer escala en la primera división brasileña, fue inusual en su momento. "Hoy en día, todos los jóvenes brasileños quieren ir a Europa enseguida", nos dice Élber, "también ven principalmente fútbol europeo. Conocen a todos los jugadores del Real Madrid, del Barcelona y del Bayern, pero no del Flamengo o del São Paulo".

Los ídolos de Joao son Neymar y Robert Lewandowski. "No ha dicho nada de Élber", refunfuña Augenthaler y sonríe. Cuando Élber le explica al joven de 17 años de Porto Velho quién es Klaus Augenthaler -campeón del mundo, siete veces campeón de Alemania- los ojos del joven brasileño se iluminan. Y si el FC Bayern World Squad puede hacerlo, ya ha conseguido mucho.

Con el FC Bayern World Squad, el FCB y Volkswagen acercan a 15 talentos internacionales al fútbol profesional:

Noticias