211127_Nagelsmann_IMA

Cómo evitó Nagelsmann por última vez un gol del Bayern en la Bundesliga

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Cuando el FC Bayern y el RB Leipzig nos brindaron un inmejorable empate a cero en el Allianz Arena aquel 9 de febrero, hace casi dos años ya, nadie era consciente de los efectos históricos de aquel encuentro sin goles. Desde aquel partido, los muniqueses no han vuelto a vivir otro partido de Bundesliga en el que no hayan anotado como mínimo un gol: 67 partidos consecutivos marcando lleva el FCB y ya ha superado con creces el anterior récord de la competición, el cual pertenecía al propio Bayern y databa de 64 partidos consecutivos marcando gol entre 2013 y 2014.

Nagelsmann tiene su parte de culpa en esta racha récord

 

13_fcbrbl_200209_ima
Un 0-0 inmejorable: Dayot Upamecano aún era jugador del RB Leipzig en 2020 en el empate ante el Bayern.

El encargado de dirigir al Leipzig en aquel entonces era Julian Nagelsmann, quien no solo es el último entrenador de la Bundesliga que pudo dejar a cero a los muniqueses, sino que, en su nueva función, también es un nuevo contribuyente de esta racha. Desde que empezara a formar parte del cuerpo técnico en verano, el FCB ha anotado 65 goles en la Bundesliga, ¡algo inédito en solo veinte jornadas! En los 29 partidos oficiales de la temporada, el máximo campeón alemán ha anotado 102 goles y una media de 3,5 por encuentro. El Bayern apuesta por un fútbol ofensivo, pero el sábado le espera el antiguo equipo de Nagelsmann, un hueso duro de roer: El equipo de Domenico Tedesco tiene la mejor defensa de la Bundesliga en este 2022 y ha ganado sus últimos tres partidos por 2-0 cada uno.

El ataque es la mejor defensa

"El Leipzig vuelve a estar en un buen momento. El equipo vuelve a ser estable, tanto en defensa como en ataque", confirmó Nagelsmann en la rueda de prensa del jueves antes del duelo ante el equipo sajón, aunque no escondió que su equipo volverá a ser fiel a su gusto por irse al ataque: "Soy un entrenador marcado por el juego ofensivo", constató el entrenador que, como se suele decir, apuesta a que el ataque es la mejor defensa. "Si tienes a muchos jugadores ofensivos en el terreno de juego a los que les gusta tener el balón y a los que les encanta marcar goles, la cosa se pone difícil para el rival, incluso para que él mismo anote goles". Si el máximo campeón alemán mantuviera su racha goleadora, no habría nada que pudiese evitar que se llevase los tres puntos.

Los datos más relevantes del partido del sábado:


Comparte este artículo

Noticias relacionadas