220505_Pavard_1_51_BECK

Benjamin Pavard: "Siempre hay que aspirar al máximo"

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

© Fotos: Fritz Beck

Benjamin Pavard levantará el domingo por tercera vez la ensaladera de campeón, tras el partido contra el VfB Stuttgart, el club del que pasó al FC Bayern. En una entrevista concedida a nuestra revista para socios "51", habla de las celebraciones con los aficionados, de las duchas de cerveza de su infancia y de su apodo "Pavardinho".

Entrevista a Benjamin Pavard

Benji, después de ganar el campeonato de liga contra el Dortmund, fuiste el primero en bañar al entrenador Julian Nagelsmann con cerveza de trigo...
"Es mi tercer título de campeón de liga con el Bayern, y por fin hemos podido celebrarlo como es debido. En los dos últimos años eso no fue posible por culpa del coronavirus. La lluvia de cerveza forma parte de la celebración del campeonato en Múnich, así que no podía esperar, y aproveché al máximo la oportunidad (sonrisas). Lo mejor fue que por fin pudimos volver a celebrarlo con nuestros aficionados en el Allianz Arena. Juntos compensamos lo que no fue posible en los dos últimos años. Ganamos los títulos en estadios vacíos".

Cita-Entrev-BP

¿La celebración del campeonato también vino bien tras la eliminación de la Liga de Campeones?
"Para ser sincero, todavía estoy muy decepcionado por esa eliminación. Somos el Bayern, siempre queremos llegar hasta el final en todas las competiciones. En mi opinión, tenemos que ganar al menos dos títulos cada año: el campeonato más la Copa DFB o la Liga de Campeones. Así que la temporada podría haber sido mejor, a pesar del campeonato de liga. La culpa es nuestra. Pero bueno, la próxima temporada todo vuelve a empezar".

Con Julian Nagelsmann jugáis con una defensa de tres hombres. Eso significa que te mueves desde el exterior hacia el interior. ¿Te parece bien?
"El puesto es perfecto para mí. Ya jugaba en el centro de la defensa en Stuttgart. No me veo como un lateral derecho, me siento más cómodo en el centro de la defensa. Ahí es donde puedo desarrollarme de forma óptima y ayudar al equipo mejor con mis cualidades. Me anticipo bien y tengo una buena salida de balón. Espero que se me permita jugar en esta posición en el futuro. Pero, por supuesto, es el entrenador quien debe decidir".

220505_Pavard_2_51_BECK
Siempre se le ve bien: Benjamin Pavard en la sesión de fotos

Tu padre jugó al fútbol en tercera división. ¿Fue un modelo para ti en el pasado?
"De él aprendí muy pronto lo que es una mentalidad ganadora: que quieres ganar todos los partidos, que nunca debes aflojar, nunca. Mi actitud siempre ha sido la de aspirar al máximo. También he tenido fases en mi carrera en las que no he jugado bien y he tenido que aceptar las críticas. Pero tienes que seguir adelante, no te rindas. La mentalidad marca la diferencia".

Tu apodo de joven era "Pavardinho". ¿Te gustaba?
"Todavía hoy me gusta el nombre (sonríe). Me lo puso un entrenador de juveniles. Hicimos un buen partido y después vino a decirme que había jugado en el centro del campo y que había regateado como un brasileño. A partir de ese día, me llamaron "Pavardinho". Más tarde, como defensa, también regateaba de vez en cuando, pero los entrenadores pronto me lo impidieron: era demasiado peligroso. Hoy en día, en caso de duda, prefiero golpear la pelota a las gradas".

Tus padres temían que te alejaras de la realidad después del título mundial, que te tiñeras el pelo y te convirtieras en un segundo Neymar.
(Risas) "No, no, no te preocupes. Mis padres y todos mis allegados saben que no he cambiado. No importa cuántos títulos gane, sigo siendo el mismo, sencillo y humilde, con los dos pies en el suelo. Así me educaron y así soy. Siempre me ha ido bastante bien con esta actitud en mi carrera. En el fútbol, no puedes dejarte llevar por las emociones. Se sube rápidamente, pero también se baja rápidamente".