presentada por
Menú
Lahm avisa del Darmstadt

Último partido a domicilio El Bayern "quiere seguir en cabeza"

¡Recta final! El partido que le espera al Bayern de Múnich el domingo (15:30 CET) ante el SV Darmstadt 98 será el último a domingo del año. Los muniqueses quieren afianzar a toda cosa su posición como líder de la clasificación. "Nos ha costado un gran esfuerzo ser primeros de la tabla, también gracias a la ayuda de nuestros vecinos de Ingolstadt, a los que se lo agradezco" dijo el presidente Karl-Heinz Rummenigge. "Pero ahora tenemos dos partidos que tenemos que terminar en positivo."

La primera tarea le espera a los muniqueses en casa del farolillo rojo de la Bundesliga. Los bávaros llegan con la etiqueta de favoritos. "No podemos cometer el error de que el líder pierda contra el último clasificado. El domingo tenemos que derrotar al Darmstadt en su casa" decía Rummenigge, pidiéndole los tres puntos al equipo, que lleva ahora cuatro victorias seguidas. "Estamos en lo más alto de la liga y queremos seguir ahí" apostillaba Carlo Ancelotti, que ha visto a los muniqueses muy "concentrados" esta semana.

"La pasada temporada el Darmstadt ya fue un rival muy incómodo" recordaba Mats Hummels sobre el duelo contra los de la flor de lis con su anterior club. "Esta temporada son un poco menos fuerte. Quizás ahora hayan tomado impulso para volver a cambiar eso" advertía Hummels sobre el cambio de entrenador. El hasta ahora entrenador Norbert Meier tuvo que hacer las maletas a comienzos de diciembre tras concatenar seis derrotas. Ramon Berndroth, hasta ahora responsable del centro de alto rendimiento, tomó el cargo de modo interino hasta final de año. "Ya veremos lo que nos espera" dijo Hummels.

"Ancelotti es un ídolo de mi juventud"

"El partido es peligroso, porque después viene el duelo con nuestro inmediato seguidor" dijo el capitán Philipp Lahm, que trazaba la ruta para el final del año: "Queremos sacar seis puntos de los dos últimos partidos." El capitán sabe que los muniqueses "han tenido algunas dificultades en Darmstadt" aun a pesar de la clara victoria 0-3 de septiembre de 2015. "Echan toda la carne en el asador y lucharán para lograr un punto de algún modo." Queda claro que los bávaros no quieren hacer ningún regalo prenavideño: "Es importante que sumemos nuestros puntos para ir primeros al último partido ante el Leipzig."

El entrenador interino del Darmstadt ve a su equipo bien ataviado para el enfrentamiento con el vigente campeón. "Siempre hay oportunidades si realizamos bien nuestra tarea - hasta el minuto 95 o 98" dijo el entrenador de 64 años antes del segundo partido como entrenador en la Bundesliga. "Todo quieren, están entregados en cuerpo y alma. Es un buen punto de partida." Los de la flor de lis quieren afianzar sus virtudes: "Nos quedamos con las cosas que podemos hacer. Lo que nos es imposible, lo dejamos a un lado" aclaraba. Berndroth espera ante todo la visita de Ancelotti. "Es un ídolo de mi juventud. Como entrenador tengo el más alto respeto a su evolución" dijo el maguntino sobre el italiano.

Noticias