presentada por
Menú
Vuelve Ribéry

El Bayern se medirá "con buenas sensaciones" al HSV

"Soy viejo" bromeaba Carlo Ancelotti cuando se mencionaba por primera vez su próximo hito. El sábado ante el Hamburger SV (15:30 CET) el de 57 años jugará su 1000º partido oficial como entrenador. Aunque la edad y el hábito no ha hecho que los partidos se conviertan en una rutina para Carlo Ancelotti.

"Siempre estoy nervioso antes de cada encuentro" dijo el italiano. Con el partido ante el HSV comienza la fase decisiva para el míster. "Sólo quedan 90 días para el final de la temporada. En esos 90 días hay que dar lo mejor de uno mismo" apostilló el entrenador. "Cada partido puede ser decisivo para el resultado a final de temporada. Pero tengo buenas sensaciones para los 90 próximos días. Confío en mi equipo, todos están motivados, concentrados y en buena forma."

Alonso está tocado

Jérôme Boateng es casi el único que causará baja. Ancelotti puede contar con casi toda su plantilla. "La competencia nos ayudará a todos a mejorar" se alegraba el míster, que no podrá contar ante el HSV con Xabi Alonso. "Alonso tenía problemas en los aductores. Ha entrenado, pero no se siente totalmente al 100%. No queremos correr riesgos, porque ahora tenemos muchos partidos por delante" aclaró Ancelotti sobre la precaución. Por contra, Franck Ribéry ha vuelto a la lista tras haber "entrenado bien esta semana".

Así que el entrenador tiene mucho donde elegir para medirse al Hamburg, que se espera muy cambiado respecto al partido de la primera vuelta (0-1), ya que "han cambiado de entrenador". Los norteños viajarán a Múnich en una racha de cuatro partidos sin perder. "El Hamburgo es un buen equipo y actualmente les va bien. Defienden bien, tienen calidad en el contragolpe y tienen delanteros rápidos. Tenemos que dar el 100% y jugar con gran intensidad cada minuto" analizaba Ancelotti al 15º clasificado.

Valeroso HSV

El contrincante tiene motivos para ser optimista debido a la vigente racha que atraviesa en el momento de medirse al más laureado club alemán. El partido de copa que les espera justo después en la próxima semana tampoco supone un motivo para Markus Gisdol para levantar el pie del acelerador. "Cuando se trata de si los jugadores deben contenerse o ir a tope, entonces está claro: ¡a todo gas! Tenemos el valor necesario para hacer un buen partido allí" dijo el de 47 años.

Lo único que frena los ánimos del míster del HSV es la situación en la enfermería de cara al partido contra el líder. El fichaje de invierno Kyriakos Papadopoulos, que mucho tiene que ver con la racha actual, será baja por lesión. Además de él, las participaciones del capitán Gotoku Sakai, el jefe de la defensa Mergim Mavraj y el delantero Bobby Wood son duda.