presentada por
Menú
"Estamos en racha"

Los bávaros celebran el "gran colchón" de puntos

Corría el minuto 65 en el partido en casa del Bayern de Múnich contra el Eintracht Frankfurt y llegó al Allianz Arena el momento que pondría la piel de gallina. El capitán de los de Fráncfort, Marco Russ, celebraba su regreso a la Bundesliga tras 311 días de baja a causa de un cáncer. Sólo unos segundos antes había pisado también la hierba el campeón del mundo Jérôme Boateng, que había estado apartado durante 108 días (detalles aquí). Ambos jugadores se llevaron una gran ovación de los 75.000 espectadores que poblaban las gradas.

El partido entre el club bávaro y los de Hessen había quedado zanjado desde hacía un rato. Robert Lewandowski (38') y Douglas Costa (41') habían puesto por delante al Bayern poco antes del descanso. Tras la reanudación, Lewandowski (55') puso en el luminoso el 3-0 definitivo con su 21º gol de la temporada. La 18ª victoria del Bayern en lo que va de temporada sirvió al Bayern para aumentar su ventaja sobre el RB Leipzig como líder de la clasificación.

18 partidos sin perder

"Diez puntos de ventaja sobre el segundo es, claro está, un buen colchón" aclaraba el capitán Philipp Lahm tras un "gran fin de semana para nosotros". Tanto el Leipzig como el tercer clasificado, el Borussia de Dortmund, perdieron sus partidos, por lo que el Bayern dio un gran paso hacia la consecución de su quinto título consecutivo. "A la temporada aún le queda, abril será interesante, por eso siempre es bueno poder mirar a la clasificación y ver un pequeño hueco" opinaba Thomas Müller.

Aunque en medio de toda la alegría por un nuevo triunfo, entre los muniqueses también hubo lugar para la autocrítica. Fue ante todo durante la primera media hora que los "agresivos y dañinos" efectivos del Frankfurt (Manuel Neuer) le crearon algunos problemas al Bayern. "Estuvimos totalmente distraídos y perdimos muchos, muchos balones durante la construcción del juego en nuestra mitad del campo. Podemos estar contentos de no haber concedido el primer gol del partido" analizaba Lahm. La ventaja 2-0 no cambió el guión del partido.

El Bayern mantuvo la calma ante la meta

"El Frankfurt ha jugado mejor que nosotros. Tuvieron mejores ocasiones, nosotros cometimos muchos errores" dijo el entrenador Carlo Ancelotti tras el encuentro. "Siendo sincero, no merecieron ir perdiendo 2-0 al descanso." Los bávaros se beneficiaron del poco acierto de los visitantes en sus ocasiones ante la meta, de su propia eficiencia y de la calidad individual ante la meta rival. "Ahí es donde se ve también que nuestra clase nos permite llegar al descanso con ventaja" comentaba Lahm. "Mantuvimos la calma adelante."

De modo que el vigente campeón, a pesar de la impresionante racha de 18 partidos oficiales sin perder (Neuer: "Estamos en racha") mantuvieron el ritmo y la concentración. "Fue una gran jornada para nosotros, aunque no jugamos también, estamos en el séptimo cielo. Sabemos que tenemos que mantenernos ahí" dijo Müller. A lo que Lahm advertía: "Aún tenemos tareas muy, muy complicadas por delante. Pero 10 puntos de ventaja es algo que no debemos desperdiciar."