"Ha sido el primer paso"

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

"Ha sido divertido ver el encuentro" resumió el director deportivo Hasan Salihamidzic sobre el partido del sábado del Bayern de Múnich ante el SC Freiburg. Con un 5-0, el club bávaro logró la más abultada victoria de la presente campaña de Bundesliga y el equipo ofreció una muy buena imagen. "Estamos satisfechos con el partido" opinaba Thomas Müller tras el pitido final.

Los primeros momentos de emoción de la tarde llegaron ya antes del pitido inicial. Cuando el nuevo equipo técnico de Jupp Heynckes fue presentado, el júbilo estalló en el Allianz Arena. Ya entonces se escucharon los primeros cánticos a Jupp. "Fue algo realmente especial" se alegraba el de 72 años sobre la acogida de los espectadores. Lo que vio después de eso también le aportó satisfacción.

Compacto atrás - eficiente delante

"Nos dividimos bien el espacio, cambiamos bien de ritmos y dejamos circular bien el balón" analizó el entrenador. Con un 70% de posesión y 10 disparos a puerta efectuado por 2 recibidos, el Bayern fue claramente superior. Esta superioridad se transformó en una ventaja de 2-0 al descanso gracias a un gol en propia meta de Julian Schuster (8') y otro de cabeza de Kingsley Coman (42').

"Lo positivo es que el equipo ha seguido buscando la meta aún cuando ganábamos 2-0" alababa Heynckes a su equipo, que en el segundo tiempo aumentó distancias con los goles de Thiago (63'), Robert Lewandowski (75') y Joshua Kimmich (90'+3). En especial el último gol, ese fantástico tanto de Kimmich con el tacón, encantó a los hinchas y el entrenador. "Hoy hemos hecho un fútbol vistoso. Me ha gustado especialmente que nos apoyamos los unos a los otros" elogiaba el retornado al banquillo muniqués. La única nota amarga de la tarde fue la lesión de Javi Martínez, que hasta su sustitución estuvo haciendo un gran partido.

Confirmar la mejora el miércoles

De modo que los ánimos de los jugadores y los responsables tras ellos fue comprensiblemente bueno. Pero ninguno quiso dejarse llevar por la euforia: el Bayern supo dar el justo valor a la victoria. "No todo fue perfecto. Todavía quedan algunos tornillos que apretar, pero es lo normal en fútbol. Tenemos que estar atentos a tener los pies en el suelo y tener lo importante a la vista. Y eso es el próximo partido" advertía el capitán Müller.

Tampoco es que los muniqueses tengan mucho tiempo para las celebraciones: el domingo por la mañana ya tuvieron la primera sesión de entrenamiento. "Ha sido un comienzo positivo tras las últimas semanas. Pero aún nos queda mucho trabajo por hacer" opinaba Heynckes. Ya el domingo, con el partido de Liga de Campeones contra el Celtic Glasgow tenemos el primer gran reto.

"La victoria nos ha dado confianza y es algo que nos llevaremos para trabajar con más concentración y compromiso los próximos días y vencer en el próximo partido. Sólo fue el primer paso" apuntaba Salihamidzic, que abandonaba el estadio con buen humor.


Comparte este artículo