Süle se alegra por el reencuentro con el Hoffenheim

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Niklas Süle jugó en el 1899 Hoffenheim durante siete años y medio antes de unirse al Bayern el verano pasado. El sábado, el defensa de 22 años volverá a encontrarse con su antiguo club, que llega como visitante a Múnich. "Me une relativamente mucho con el TSG. El club me formó, allí me convertí en profesional. Por supuesto, este es un partido especial para mí", dijo Süle el jueves después de entrenar con el campeón alemán.

"Me alegro de encontrarme con viejos colegas y de charlar un poco con ellos después del partido", dijo Süle en la rueda de prensa en la Säbener Straße. Incluso siete meses después de su salida del Hoffenheim, el central todavía está en contacto con algunos jugadores y responsables del TSG. En el período previo al partido en el Allianz Arena, el contacto se verá reducido. "Apartaré eso por completo y me concentraré en el partido".

23 de 29 partidos oficiales

Después de que Süle participara en los dos encuentros después de las vacaciones de invierno contra el Bayer Leverkusen y el Werder Bremen, por supuesto espera jugar el sábado contra su antiguo club. Sobre todo porque en la derrota por 2-0 en el partido de la primera vuelta en Hoffenheim en la tercera jornada se quedó sin jugar. "Me encantaría poder jugar. En todo caso, estoy preparado".

El juego en Hoffenheim, sin embargo, fue solo uno de los seis hasta el momento, en el que no se le permitió a Süle participar. Niklas estuvo en el campo en 23 de los 29 partidos oficiales hasta el momento, 18 en el once titular, los 18 al completo. "Fue mucho mejor de lo que pensaba. Estoy muy orgulloso de haber dispuesto de tantos minutos y de obtener la confianza del entrenador y del club", dijo Süle, quien ha superado sus "propias expectativas".

Alto nivel en los entrenamientos

Süle ve la mayor diferencia entre su antiguo club y su club actual, especialmente en su trabajo diario en el campo. "El nivel de entrenamiento aquí es, por supuesto, una locura", dijo el internacional, que tiene que competir en todas las sesiones con jugadores de talla mundial como Arjen Robben, Franck Ribery o Robert Lewandowski. "Si no has dormido bien o si no te sientes tan bien, entonces te desarmas en poco tiempo", dijo Süle.

Por lo tanto, para jugar en el Bayern ya "la preparación del entreno juega un papel increíble", como explicó Süle. Uno tiene que "prepararse para el entrenamiento tanto como para un partido". Eso es algo que ha aprendido e interiorizado en los últimos meses. La recompensa por ello es recogida por Süle con numerosas presencias, ya fuera con Carlo Ancelotti o ahora con Jupp Heynckes. "El entrenador y el club saben que siempre estoy ahí cuando me necesiten".


Temas de este artículo

Comparte este artículo