"Solo lo hemos pospuesto": El Bayern confía en llevarse el título

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

"Pospuesto no significa lo mismo que conseguido", quiso dejar claro Niko Kovac. Su equipo lo intentó todo en el empate a cero contra el RB Leipzig, pero, finalmente, el campeonato se decidirá en la última jornada. "Lamentablemente, no obtuvimos recompensa, pero lo hemos reservado para la semana que viene", prometió el técnico.

Los dos puntos de ventaja respecto al Borussia Dortmund y la mejor diferencia de goles (+52 frente a +35) hacen que a los muniqueses les baste un empate contra el Eintracht de Frankurt para ganar su séptima Bundesliga consecutiva. Aunque el máximo campeón alemán haya tenido que posponer la celebración del título una semana, todos están muy seguros de que lo lograrán, sobre todo por cómo se jugó en Leipzig.

"Pospuesto no significa lo mismo que conseguido. Estoy convencido de que nuestro estadio se pondrá a reventar. Tanto las gradas como los jugadores en el terreno de juego".

Niko Kovac

"Sé que, si jugamos y luchamos como hoy, seremos campeones el sábado", comentó Uli Hoeneß, que tiene una gran confianza en su equipo por su actuación en el campo del tercer clasificado. Jugar en Leipzig es "algo incómodo para muchos equipos", reconoció Thomas Müller. Pero, el Bayern se creció ante esta adversidad y se lo puso muy difícil a los locales.

"Pueden sentirse orgullosos de haber quedado 0-0 hoy", dijo el alemán de 29 años. Los muniqueses estuvieron muy cerca de logar una victoria a domicilio: una falta de Lewandowski en el 89' que se marchó rozando el palo, el gol anulado a Leon Goretzka en el 50' por fuera de juego... "Has tenido la sensación de que, en tu primer año, has podido darle la liga a tu equipo. Y entonces te anulan el gol...", se mostró un poco molesto Goretzka.

Gran determinación y ganas

No obstante, los hombres de la retaguardia también tuvieron que emplearse a fondo para frenar las acometidas locales. Niklas Süle definió el partido como "muy apretado". Con el 83% de duelos ganados y numerosas entradas, el defensa central despejó todo el peligro que llegó a sus inmediaciones. Esa determinación fue muy aplaudida por Müller: "esa lucha por cada duelo no se le ve al Bayern todas los jornadas".

Karl-Heinz Rummenigge se mostró sorprendido por el "espíritu con el que jugó el equipo" y desea que eso también ocurra en el último partido de la temporada. "Si el equipo juega el sábado ante el Eintracht de Frankfurt de la misma forma, tendremos muchas opciones de ganar la liga" espera el director general. El Bayern no estaba para nada decepconado por haber desperdiciado esta bola de partido. "Si al final hay final feliz, puedo vivir con la espera de una semana", confesó Kovac.