Una gran despedida y la primera liga en el Allianz Arena

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

El próximo fin de semana, el Eintracht de Frankfurt (sábado, 18:30 horas CEST) visitará el Allianz Arena . Los aficionados del Bayern recuerdan con alegría y tristeza el último partido en casa contra las "águilas". La primera liga en el Allianz Arena coincidió con la emotiva despedida de Rafinha, Arjen Robben y Franck Ribéry. ¡El 18 de mayo de 2019 fue un día muy especial!

Una despedida de película

Como despedida, a cada uno de los tres les fue entregado una foto con todos los títulos que lograron en Múnich.

"Adiós y gracias. Por vuestra lucha y entrega en nombre de nuestros colores", fue el mensaje que pudo leerse en la coreografía de los aficionados. Los tres jugadores sumaron en total 980 partidos con la camiseta del Bayern. Ya durante el calentamiento, el speaker, Stephan Lehmann, se encargó una vez más de ensalzar sus figuras, mientras que en los videomarcadores se pudieron ver sus mejores escenas con el club. Lógicamente, Karl-Heinz Rummenigge, Uli Hoeneß y Hasan Salihamidžić no quisieron desaprovechar la oportunidad de despedirse de Robben, Ribéry y Rafinha con un regalo. Los tres comenzaron el partido desde el banquillo, pero Robben y Ribéry salieron en la segunda parte. Y esta tuvo todos los ingredientes de un guion de una película de Hollywood.

Aún en plena forma

El legendario número 7: El último gol de Ribéry con el Bayern fue un momento muy emocionante para todos los presentes.

Para ganar la liga, el Bayern necesitaba, como mínimo, un punto. Con el 3-1 en el minuto 58, parecía tener buena pinta, pero el encuentro aún no estaba del todo sentenciado. Entonces, llegó el cambio de Ribéry y le demostró al mundo una vez más lo que le hizo destacar en el Bayern. El francés cogió velocidad en la banda izquierda, regateó a los jugadores contrarios y batió con una vaselina a Kevin Trapp para marcar el 4-1 y sentenciar definitivamente la lucha por el campeonato. Con lágrimas en los ojos, Ribéry celebró su último gol ante su afición. Probablemente, no fueron pocos a los que también se le tuvieron que humedecer los ojos.

Un gran estreno

Robben pudo celebrar un gol en el Allianz Arena por última vez.

Poco después, llegó el final feliz para "Mr. Wembley". Robben anotó el 5-1 y pudo el broche de oro a un partido perfecto y festejó junto a sus seguidores una última vez. Que el equipo muniqués pudiera levantar la "ensaladera" por primera vez en el Allianz Arena fue ya la coronación de un gran día. ¡El día no podría haber ido mejor! Solo queda esperar que, el próximo sábado, el Bayern vuelva a jugar el próximo sábado ante el Eintracht de la misma manera que lo hizo hace un año. Los tres puntos supondrían un paso importante en la lucha por la Bundesliga.

Después de casi dos meses de parón, el Bayern de Múnich volvió a jugar en la Bundesliga. Aquí pueden leer lo más relevante de la victoria a domicilio ante el Union Berlin: