El golazo de Zickler que provoca el inolvidable final de la Bundesliga en 2001

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

El primer intento fue despejado, pero, en su segundo intento, la volea se coló por toda la escuadra. Ha habido muchísimos goles importantes en la historia del Bayern, pero, al mismo tiempo, pocos fueron tan bonitos como ese. De los 69 goles de Alexander Zickler con el máximo campeón alemán, su golazo en el último minuto contra el Kaiserslautern hace exactamente 19 años sigue siendo inolvidable. Con ese tanto, el delantero sentó las bases del dramático, y desde el punto de vista del Bayern, exitoso final de la temporada 2000/01.

Aquí pueden disfrutar una vez más del golazo de Zickler:

Las clasificaciones instantáneas en las últimas jornadas del campeonato gustan mucho a los aficionados para seguir de cerca las últimas novedades por la lucha por el campeonato. Pero, a fin de cuentas, da igual cómo, quien y por qué: Lo importante es quien está primero al finalizar los partidos. El 12 de mayo de 2001 fue un ejemplo de ello: En la 33ª jornada, el Schalke 04 superaba al Bayern por mejor diferencia de goles, a pesar de estar empatados a puntos. El equipo minero visitaba al VfB Stuttgart, mientras que Zickler y cía. jugarían en casa contra el Kaiserslautern.

Gol de la victoria y el gran favor desde Stuttgart

No obstante, los muniqueses flaquearon. Tras el gol de Vratislav Lokvenc (5'), el Bayern volvía a estar un punto por detrás en la clasificación virtual. Tras el descanso, Carsten Jancker (56') pudo empatar el encuentro, mientras que el partido en Stuttgart seguía sin goles. Pero, entonces, se sucedieron los hechos: En el tiempo añadido, Hittzfeld buscó la victoria e introdujo a Zickler (89').

Alexander Zickler marca de volea el gol de la victoria en el último suspiro.

Poco después, el delantero recorrió la banda izquierda con el balón. El alemán se metió hacia adentro y disparó. Slobodan Komljenovic pudo despejar el esférico con una entrada a ras de suelo, pero el balón volvió a los pies de Zickler, que remato de primeras y lo mandó a la escuadra superior. Casi en el mismo instante, el Schalke encajaba en Stuttgart el 1-0 y, de repente, el Bayern era líder por tres puntos a una jornada para el final del campeonato.

Mientras que todos sus compañeros celebraban el gol, Mehmet Scholl, que no pudo jugar, dio la buena noticia: En el otro partido, el Schalke acababa de encajar un gol.

El primer acto de un final de temporada dramático

Lo realmente importante que fue esta ventaja, se demostró una semana después: El Bayern también tuvo que pelear hasta el final, pero ese final de temporada sigue siendo hoy en día historia de la Bundesliga.

Recientemente, el gran protagonista del último partido de aquella temporada, Patrik Andersson, habló con fcbayern.com:


Temas de este artículo

Comparte este artículo