La emotiva despedida de Oliver Kahn

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Cuando el reloj marcaba el minuto 88, muchos aficionados del Allianz Arena sintieron cómo se les saltaban las lágrimas al ver que el número uno era el último cambio del encuentro. Fue el momento en el que una de las grandes leyendas de este club, el "titán", colgaba las botas. En verano, disputó un amistoso en la india y, algo más tarde, su partido de despedida. Pero, el 17 de mayo de 2008, Oliver Kahn jugó su último encuentro en la Bundesliga.

Un intercambio de camisetas muy especial

Los últimos segundos del partido: Oliver Kahn sale del terreno de juego y en su lugar entra Michael Rensing.

El Bayern ganaba por 4-1 al Hertha BSC, la celebración por el título de liga ya estaba preparada y eran los últimos minutos de la 34ª jornada. El delantero del Hertha, Valeri Domovchiyski, tuvo el honor de ser el último jugador en marcarle un gol en partido oficial a Oliver Kahn. Entonces, llegó el pitido del árbitro, el Dr. Markus Merk, que también dirigía su último partido en la competición y motivo por el que se intercambió la camiseta con Kahn. El estadio se puso en pie para aplaudir sin descanso, el número uno se marchó del terreno de juego y Michael Rensing entraba en su lugar.

Liberado y estimulado

Como colofón final, Oliver Kahn y Ottmar Hitzfeld ganaron la Bundesliga en respectivas últimas temporadas en el Bayern.

Kahn ya había anunciado su retiro a principios de la temporada. Para el capitán, aquello fue, en cierta manera, una liberación. "Esa presión eterna de tener que ser el número uno se desvanece", dijo a comienzos de la campaña, sintiéndose "liberado y estimulado". Y así es cómo jugó el Bayern todo el año. En la 2007/08, el equipo de Ottmar Hitzfeld gana el doblete de Liga y Copa. En la Copa de la UEFA, al Bayern le dio tiempo a obrar el milago de Getafe, aunque cayó eliminado en las semifinales de dicha competición.

De vuelta con la familia

"Nuestras banderas no se deberían ondear por la despedida, sino para decir gracias y un hasta pronto". Con este mensaje se despidieron los aficionados de Kahn.

Era la gran despedida de un campeón de Europa en la Liga de Campeones y en la Copa de la UEFA, de un ocho veces campeón de la Bundesliga y de un seis veces campeón de la Copa DFB. En la celebración del doblete, el tres veces mejor portero del mundo dio una vuelta de honor por el estadio. Y los aficionados deberían de guardar sus pancartas: No acabó siendo una despedida, sino un gracias y un hasta pronto. En enero de 2020, Kahn regresó al Bayern como miembro de la junta.

En FC Bayern.tv, Oliver Kahn habló sobre la reanudación de la Bundesliga:


Comparte este artículo