¡1-8! récord de goles fuera de casa del Bayern en St. Pauli

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Fue un verdadero espectáculo goleador el que realizó el Bayern el 7 de mayo de 2011 en casa del St. Pauli. En la jornada 33 de la temporada 2010/11, el equipo de Múnich entró en un verdadero frenesí y celebró la mayor victoria a domicilio de la Bundesliga en la historia del club. Con la victoria por 1-8 en el Estadio Millerntor, el equipo de Múnich también aseguró el tercer puesto y por lo tanto la clasificación para la Liga de Campeones.

En camino del título de máximo goleador

Mario Gómez sorprendió a la defensa de los de Hamburgo cuando anotó el 0-1

El partido estuvo dominado por las soberbias actuaciones de Mario Gómez, Arjen Robben y Franck Ribéry. Gómez, con un triple frente a lSt. Pauli, se distanció finalmente en la tabla de goleadores y recibió el cañón del título una semana después. El entonces delantero de la selección alemana abrió el espectáculo en Hamburgo. En el décimo minuto del partido, el delantero aprovechó un problema de coordinación en la defensa contraria y puso el 0-1. Luego, en el minuto 32, ¡Daniel van Buyten hizo gala de su podería aéreo cuando cabeceó el saque de esquina de Robben para hacer el 0-2!

Paso a paso

En ese momento, Andries Jonker tomaba asiento como técnico en el banquilo del Bayern.

Sin embargo, en la primera fase del partido todavía no había ningún signo de que se rompiera el récor de la mayor victoria a domicilio en la Bundesliga de la historia del club. Poco después de la reanudación, sin embargo, el equipo del entrenador interino del FCB, Andries Jonker, golpeó con un doblete. Después de un perfecto pase a la carrera de Robben, Gómez (52') no le dió ninguna opción al portero del St. Pauli Thomas Kessler. Apenas uno minutos después, Robben (54') en pared con Müller, superó a la defensa de los anfitriones una vez más e incrementó el marcador a 0-4.

Esprín final por el récord

La Robbery brilló ante el gol ese día.

Pero el gran espectáculo de goles siguió en el último cuarto de hora. Ribéry (74') aprovechó un rechace y puso el marcador en 0-5. St. Pauli marcó en el 78, un gol que solo sirvió para maquillar el resultado. En la fase final el Bayern se puso realmente en marcha: en cinco minutos el trío Robben-Gómez-Ribéry (84/86/88') marcó un triplete. En muy poco tiempo, el equipo de Múnich se puso 1-8 y con esta histórica victoria a domicilio condenó al descenso al singular club de Hamburgo.

La clasificación para la Champions League fue particularmente importante ese año. Finalmente, el FCB tenía en mente la final en casa de 2012. Menos de un año después, el Bayern se enfrentó al Real Madrid en las semifinales. Mario Goméz también marcó aquí, y fue un gol extremadamente importante:


Comparte este artículo