presentada por
Buscar Fill-1
Menú
Falsa alarma en el caso de Gnabry

Coman, Roca, Sarr y Zirkzee regresan a los entrenamientos del equipo tras el partido ante el Mainz

Increase font size Tamaño de letra

Habían pasado muy pocas horas de la gran remontada en la victoria por 5-2 ante el Mainz cuando Hansi Flick y su equipo se volvieron a poner las manos a la obra para preparar el próximo partido ante el Borussia Mönchengladbach. Por fortuna, el entrenador de 55 años tendrá a su disposición más alternativas para el clásico del próximo viernes, ya que Kingsley Coman, Marc Roca, Joshua Zirkzee y Bouna Sarr vuelven a estar en plenas condiciones tras haber sido bajas en el último compromiso liguero. 

Imágenes de la sesión de entrenamiento del lunes: 

Gnabry no sufre una lesión grave

Mientras que los jugadores que más minutos disputaron frente al Mainz trabajaron en el gimasio para recargar las pilas, este grupo de cuatro futbolistas, junto al resto de integrantes de la plantilla del primer equipo realizaron una sesión de entrenamiento completa. El único espectador obligado de la misma fue Serge Gnabry. El atacante de 25 años sufrió una contusión ante el Mainz, según las pruebas realizadas el lunes por la mañana, aunque se descartó algo más grave: "He tenido suerte de que no haya pasado nada más grave", explicó el internacional alemán. "A raíz del golpe tengo un hematoma por encima de la espinilla. Tenemos que ver como evoluciona. En este momento resulta muy doloroso". 

Más información sobre la lesión de Gnabry: 

Más alternativas para Mönchengladbach 

Si Gnabry se recuperara a tiempo, Flick podría contar con toda su plantilla al completo. En el caso de Coman, el entrenador del FCB ya comentó en la previa del partido frente al Mainz que el francés se encontraba "por el buen camino" respecto a la lesión muscular sufrida a mediados de diciembre en Leverkusen y que "debería estar disponible de nuevo para el partido contra el Gladbach". Roca, que no pudo jugar el domingo por leves problemas musculares, Sarr y Zirkzee, que no estaban listos para jugar ante el Mainz por lesiones del año pasado, ofrecieron sus alternativas con un entrenamiento de alta intensidad. 

El Bayern volvió a demostrar ayer que nunca se rinde: 

Noticias