Sammy Kuffour: "Fue un día de ensueño"

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Tres han sido las veces que el FC Bayern se coronó campeón del mundo: 1976, 2001 y 2013. Ahora, el equipo entrenado por Hansi Flick tendrá la oportunidad de ganar el Mundial de Clubes de la FIFA para proclamarse como mejor club del mundo. Antes de la final del próximo jueves ante UANL Tigres de México, Jupp Kapellmann, Sammy Kuffour y Dante recuerdan y cuentan cómo hicieron historia en aquellos triunfos. Ilustración: Eric Chow.

Segunda parte: Sammy Kuffour, 2001

"El día de la final en Tokio de la Copa Intercontinental contra Boca Juniors fue una jornada muy especial para mí ya antes de que empezara el partido. Mi compatriota Kofi Annan, secretario general de las Naciones Unidas por aquel entonces, se había desplazado a Japón para acudir en persona al encuentro y un par de horas antes de que comenzara estuve con él en mi habitación. No podía creérmelo. Los dos nacimos en Kumasi, en Ghana, fuimos los dos a la misma escuela y él había ganado un Premio Nobel de la Paz, increíble, ¡toda una personalidad! Me dijo: 'Hoy no juegas solo para ti y tu equipo, también lo haces por Ghana y toda África. La gente te mira y están orgullosos de ti'. Entonces me dije a mí mismo que tenía que sacar todo lo que tenía dentro de mí por mi país, pelear cada balón y marcar gol si era posible. Lógicamente nunca se puede saber cómo van a salir luego las cosas".

Un coche como recompensa al mejor jugador

Sforza bota el saque de esquina, cabecea Fink y... ¡Kuffour marca! El Bayern venció por 1-0 a Boca Juniors gracias al gol de cabeza en el tiempo añadido de Kuffour.

"Todavía recuerdo las palabras de Oliver Khan antes del partido: 'Sammy, ¿sabías que el Bayern lleva sin ganar este título 25 años? ¡Hoy tenemos que hacer historia!'. Le contesté: '¡Vamos a verlo!'. Fue un día de ensueño para mí: primero el encuentro con Kofi Annan, después marcar el gol de la victoria. Esta Copa tiene un gran, gran significado para mí. Antes de mí no tuvieron muchos africanos esta oportunidad; creo que solo Rabah Madjer del Oporto ganó esta Copa antes de mí. Al ser elegido mejor jugador del partido recibí como premio un coche. Se lo regalé a mi madre. Enviar el coche de Japón a Ghana fue bastante caro, pero mereció la pena", nos contó entre risas.

Aplausos para Kuffour

"

Me acuerdo con toda claridad del gol. Ciri, Ciriaco Sforza, botó el saque de esquina, Thorsten Fink cabeceó y Carsten Jancker hizo un movimiento para que yo tuviera hueco. Tenía que marcarlo. Durante la celebración ocurrió uno de los momentos más grandes en mi vida. Cuando llegamos al hotel todos se levantaron por mí y me aplaudieron. Nunca había vivido algo así: todos esos grandes jugadores y figuras del Bayern me aplaudían a mí, Sammy Kuffour de Ghana. Se me puso la piel de gallina. Kofi Annan me tomó del brazo y me dijo: 'Das a la gente de nuestro país mucha fuerza. Te lo agradezco'. También me abrazó Uli Hoeness, mi padre futbolístico. Me dijo: 'Sammy, ¿te das cuenta de lo que has hecho? Me alegro muchísimo de poder ofrecer esta Copa a la afición'".

"Mi corazón siempre estará en Múnich"

El autor del gol de la victoria y la Copa: Con su gol en el min. 109 Sammy Kuffour le brindó al FC Bayern su segunda Intercontinental tras la conquistada en 1976.

"Estoy seguro de que el Bayern conseguirá repetir el récord del FC Barcelona en 2009 y conquistará el Mundial de Clubes, su sexto título. Veo cada partido del FCB, mi corazón siempre estará en Múnich, con mi equipo y la afición. Me gusta mucho la libertad con la que juega. No hablamos de estrellas individuales, sino de una mentalidad que es extraordinaria para un equipo alemán. Estos jugadores siempre quieren ganar, igual que antes. Ahora tienen una plantilla más robusta que la nuestra entonces. Thomas Müller, Joshua Kimmich, Robert Lewandowski, Manuel Neuer, pero también el joven Alphonso Davies, muestran una determinación que es realmente impresionante".

Favoritos también para la Champions League 2020/21

¡Conseguido! El Bayern celebra la Copa Intercontinental conquistada en Tokio en 2001.

"Tal como yo lo veo el Bayern es favorito para ganar la Champions League en 2021. Los otros grandes, como Real Madrid, FC Barcelona o Juventus de Turín, no se muestran tan sólidos. Y veo al Bayern mejor que Liverpool, Chelsea o los dos equipos de Mánchester, porque este equipo tiene una mentalidad como ningún otro tiene en Europa. Y la plantilla es mejor que la del año pasado, solo falta Thiago. Es un jugador que me encanta, pero el Bayern sabe apañárselas sin Thiago, no cabe duda. Estos jugadores son como máquinas cuando llega el momento. No saben lo que es perder. Solo saben hacer una cosa: ganar".

Toda la información de nuestra web sobre el Mundial de Clubes: