Cuando Gnabry y Choupo-Moting bailaron

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Tacón, punta, tacón, punta, patada atrás... ¡y el baile de celebración está hecho! Los goles bonitos hay que celebrarlos con una acción especial de vez en cuando. Eso es lo que pensó Serge Gnabry a mediados de marzo después de su gol que supuso el 2-0 contra el VfB Stuttgart (resultado final 4-0) y pidió a su compañero Eric Maxim Choupo-Moting que bailara en la banda. Hoy, en el Día Mundial de la Danza, fcbayern.com echa un vistazo a esa tan especial celebración.

Choupo-Moting: "Quedó muy bien"

"Serge es un guasón, yo soy guasón- nos gusta la música, a él también le gusta la música africana, que escuchamos juntos. Fue entonces cuando nos dijimos que teníamos que hacer un pequeño baile de celebración", recordó Choupo-Moting. El punta vio el gol de Gnabry desde el banco de suplentes antes de acompañar al jugador de 25 años en el baile: "No lo ensayamos mucho. Cuando marcó, se acordó enseguida. Diría que quedó muy bien".

Combinación de ensueño bávara como desencadenante

Lo mismo ocurrió, por supuesto, con el gol que precedió a la celebración. También parecía un montaje de baile, pero al menos Gnabry y sus compañeros hicieron bailar a toda la zaga del Stuttgart con una combinación digna de ver: Thomas Müller y Leroy Sané se pasaron el balón a través de una doble pared, antes de que Sané diera la asistencia al goleador Gnabry, completamente libre de marca. Los rivales estaban mareados.

Con un pase sin mirar, Müller inició el gol de Gnabry en un dúo con Sané.

Así, dentro y fuera del terreno de juego, quedó claro que la danza no es para solistas, sino que se necesitan los compañeros adecuados. Así pues, los aficionados del campeón récord pueden esperar más bellas actuaciones de baile en el futuro con el bien ensayado equipo del Bayern.

En la sección "Hoy recordamos", fcbayern.com presenta hallazgos del archivo fotográfico. Entre ellos, otro gol de Gnabry que merece la pena ver: