presentada por
Menú
El sábado en Wolfsburgo

"Hacer nuestro trabajo y mostrar una reacción"

¿Nieve? El viernes, los bávaros miraban por la ventana desconcertados. Tres días antes del primero de mayo, el entrenamiento en la Säbener Straße se desarrolló bajo un manto blanco. Durante toda la mañana cayeron copos del cielo. El invierno está de vuelta. Y a los muniqueses les gustaría volver atrás unas cuantas semanas. "Este es un momento difícil. No estamos contentos", dijo Carlo Ancelotti, "estábamos muy cerca de las semifinales de la Champions y de la final de Copa. Los pequeños detalles fueron decisivos. Pero así es el fútbol. Ahora tenemos que ganar la Bundesliga rápido".

El entrenador del Bayern dirigía su mirada hacia el frente. Y debe hacerlo. El sábado por la tarde (18:30 CEST) llega el penúltimo partido fuera de casa de la temporada ante el Wolfsburgo. Ante el 14º de la tabla toca mostrar después de las últimas decepciones "una buena reacción", como dijo Ancelotti. "Tenemos que sacrificarnos. Tenemos que hacer nuestro trabajo y conseguir los puntos. Esto es ahora lo más importante".

Título de liga a la vista

Con un poco de suerte, incluso en la noche del sábado podría llegar el mejor consuelo para las almas del Bayern: El campeonato de liga. Si el Leipzig no gana su partido en casa contra el Ingolstadt, una victoria del Bayern en Wolfsburgo podría darle su 27º título de la Bundesliga. Si el Leipzig gana, el Bayern con una victoria mañana podría levantar el título una semana más tarde en el Allianz Arena.

Físicamente, la mayor parte de su equipo está "en buena forma", dijo Ancelotti. Mats Hummels, Jérôme Boateng y David Alaba sufren pequeños problemas tras el partido de copa contra el Dortmund. Su presencia en Wolfsburgo es dudosa. El que seguro será baja es Manuel Neuer (metatarso roto).

Reencuentro con Jonker

En Wolfsburgo, la ilusión por el partido contra el Bayern es grande, sobre todo especialmente para el entrenador Andries Jonker. "Para mí es un partido especial, seguro. Para el equipo y el club, algo normal", dijo el de 54 años de edad, que trabajó desde 2009 hasta 2012 en el Bayern, primero como ayudante de Louis van Gaal, y luego como entrenador interino y entrenador del filial. Desde finales de febrero ejerce ahora como entrenador del Wolfsburgo.

"Debemos tener el valor de atacar al Bayern, jugar al fútbol y llegar al final", dijo Jonker, que presenció el partido de copa entre el Bayern y el Dortmund en directo el miércoles en el Allianz Arena. "Los hechos son que el Bayern también podría haber ganado los últimos partidos", dijo, "son buenos, como siempre".

Noticias