Giovane Élber y su beso en la rodilla en Madrid en 2001

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Hace exactamente 19 años, el Bayern abrió la puerta a la final de la Liga de Campeones venciendo 1-0 en la ida de las semifinales ante el Real Madrid y en gran parte, gracias a la rodilla de Giovane Élber. fcbayern.com recuerda aquella mítica imagen.

Una oportunidad que Élber no desaprovechó

Giovane Élber lo definió simplemente como un "milagro". Después de someterse a una operación de rodilla sólo doce días antes, casi nadie esperaba que el brasileño jugara en el importantísimo partido de ida de las semifinales contra el Real Madrid en 2001. Pero el atacante se recuperó justo a tiempo para convertirse en el hombre del partido. En el minuto 55, Élber marcó el único tanto del encuentro que dio la victoria al conjunto bávaro por 1-0. La rodilla había aguantado... y como premio, no dudó en darle un beso.

El partido en el Estadio Santiago Bernabéu fue una verdadera batalla defensiva por parte de los bávaros. Oliver Kahn completó una soberbia actuación con excelentes paradas mientras Élber siempre se mantenía al acecho en ataque. "Antes del inicio dijimos: Tendremos una oportunidad, tal vez dos. Tenemos que ser fríos y aprovecharlas", reveló con razón el delantero brasileño.

Casillas sorprendido

Sin embargo, Élber tuvo que admitir más tarde que no sabía "dónde estaba exactamente la portería" cuando hizo el giro y disparó desde más de 20 metros de distancia. No importa. El guardameta Iker Casillas, que sólo tenía 20 años por aquel entonces, estaba un poco lejos de la posición ideal y fue sorprendido por el disparo. El balón se metió en la red y gracias a la rodilla de Élber, el Bayern dio un paso gigante hacia la final de la Liga de Campeones en Milán.

El FC Bayern ganó la Liga de Campeones en 2001, un hito en los 120 años de historia del club:


Comparte este artículo